Agencia
LONDRES, Reino Unido.- La atención sigue, y seguirá largo tiempo, enfocada en Meghan Markle. Las críticas por romper el protocolo y cometer errores en actos oficiales la han puesto en la mira, pero esta vez, ¿se pronunció a favor del aborto? Pues ese fue el dicho de una diputada irlandesa y ya puso en aprietos a Meghan pues ningún miembro real debe hablar de política en público.

Resulta que, durante su primera visita oficial a Irlanda, país que acaba de despenalizar el aborto, Harry y Meghan asistieron a una cena organizada por el embajador británico en su casa, donde conocieron a personalidades del deporte, a cultura, la política y a la diputada Catherine Noone.

De acuerdo con información de Quien, la política publicó en sus redes sociales que había sido un placer para ella conocer a los duques de Sussex y agregó: “La duquesa y yo hemos hablado sobre el referéndum, se mostró muy interesada y contenta con el resultado”.

También te puede interesar: ¿Dónde quedó el amor? Meghan y Harry ya no se dan la mano

Esto fue suficiente para que el tuit se viralizara, y la polémica llegó como consecuencia. Por su parte, Noone tuvo que borrar la publicación y publicar uno nuevo en el que se retractaba del anterior:

"(Fue) una pequeña charla y la duquesa no quiso opinar al respecto, pero fue encantadora. Como no se entendió mi primer post, he decidido borrarlo".

Desde el siglo XVII, los miembros de la familia real tienen prohibido hablar públicamente de política, algo que Meghan hizo mientras fue soltera pero que, evidentemente, ya no puede hacer más.

Y esto lo debe saber muy bien la diputada Noone, entonces cabe preguntarse por qué publicó este tuit sobre Meghan precisamente sobre un tema polémico. ¿Habrá sido para llevar más atención y simpatías a favor del aborto legal, para poner el foco sobre ella misma o sólo para desprestigiar a Meghan?