Agencia
ESTADOS UNIDOS.- La primera vez que estuvo casada, Meghan Markle solo aguantó dos años de vida conyugal antes de terminar abruptamente con su matrimonio y, en vez de regresar en persona el anillo de compromiso y el de la boda, los envió por correo, asegura el nuevo libro Meghan: A Hollywood Princess.

El texto, que se publicará en abril y escrito por Andrew Morton, biógrafo de la princesa Diana, desmenuza pasajes escabrosos del pasado de la actriz de la serie Suits.

También te puede interesar: Galilea Montijo 'presume' sexy escote (foto)

Meghan estuvo casada durante dos años con Trevor Engelson, un productor de cine, quien le ayudó a llegar al estrellato, y que la apoyó para que ingresara a Suits, pero una vez que Meghan lo logró, asegura el libro, las cosas cambiaron radicalmente.

Y es que la serie se filmaba en Toronto, así es que Meghan de alguna manera se independizó de su esposo, hizo nuevos amigos y se olvidó de su vida en Los Ángeles.

De hecho, el autor lo buscó para entrevistarlo y la contestación de Trevor fue: “Tengo CERO que decir de ella”.

Meghan estuvo casada durante dos años con Trevor Engelson, un productor de cine...

Además, parece que Meghan solo estaba con su ex esposo por interés, pues en varias ocasiones le reclamó que no la integrara en los elencos de sus películas, cosa que era motivo constante de peleas.

Por otra parte, según cuenta Morton en Meghan: A Hollywood Princess, la actriz de 36 años siempre soñó con… ¡ser princesa! y de acuerdo con una amiga, su ambición es “convertirse en Diana 2.0”.

Luego de conocer al príncipe Harry y cuando las cosas se empezaron a poner serias, según Morton, Meghan se preparó: tuvo varios viajes secretos a Rose Tree Cottage, un lugar en California especializado en servir té inglés, donde supuestamente Meghan entrenó la mejor forma de tomar té en frente de la realeza.

Con información del portal Quién.