Agencia
LONDRES, Reino Unido.- Algo que saltó a la vista desde que se supo del romance entre el príncipe Harry y Meghan Markle, y que contribuyó a popularizar su encanto, es que fueran muy cariñosos en público, yendo casi siempre tomados de la mano. Sin embargo, esto cambiará pronto, según la prensa inglesa... y no es por algo que dicte el protocolo real (que Meghan ha roto varias veces).

La semana pasada los duques de Sussex se unieron a la reina Isabel II en la ceremonia de entrega de los premios Queen's Young Leaders. Al final de la ceremonia, muchos notaron que Meghan trató de tomar la mano de su esposo y sostenerla, pero el príncipe Harry ignoró su esfuerzo y, en su lugar, juntó sus brazos, lo que suscitó una polémica en diversos diarios y redes sociales. Sin embargo, la razón nada tiene que ver con los chismes.

También te puede interesar: Papá de Meghan impuso una condición para su boda con Harry

De acuerdo con el experto en etiqueta William Hanson (según reporta el Daily Mail), es posible que el príncipe Harry no tenga intención de tomar a su esposa de la mano en público para que Meghan adquiera más seguridad en sí misma. Además, no tomarse de las manos los hace parecer más profesionales.

"Probablemente, el príncipe Harry sintió menos necesidad de sostener la mano de Meghan", señaló Hanson, uno de los más reconocidos árbitros de etiqueta y protocolo que hay en Reino Unido "dado que la duquesa parece tener mucha más confianza y seguridad en su nuevo papel, por lo que necesita menos apoyo emocional y físico de su ahora esposo", añadió.

"Las demostraciones públicas de afecto, como tomarse de la mano, pueden aceptarse en situaciones privadas y en ámbitos meramente sociales, pero cuando están en público, Harry y Meghan están cumpliendo con asuntos oficiales y, por lo tanto, no se considera un comportamiento profesional", continuó el experto.