Milenio Digital
CIUDAD DE MÉXICO.- Si anoche recibiste el Año Nuevo entre festejos, risas y copas —muchas copas—, es probable que hoy sientas los efectos de la famosa cruda o resaca: intenso dolor de cabeza, mareo, náuseas, escalofríos, sensación de tener el estómago deshecho, sed y boca reseca.

Para que tengas una pronta recuperación, a continuación una lista de los mejores remedios contra "el peor de los horrores": la cruda.

A cualquiera le pasa: al calor de fiesta, uno bebe un poco más de la cuenta —o incluso, mucho más de la cuenta— y al día siguiente uno resiente los crueles efectos de la cruda o resaca, los cuales se deben a que el alcohol es una sustancia tóxica que el hígado debe metabolizar —y esto nos hace sentir muy mal— y a que las bebidas alcohólicas son diuréticas y esto nos causa una gran deshidratación.

Pero no todo está perdido; si recibiste el Año Nuevo con jaqueca, hipersensibilidad a la luz y al ruido, náusea o vómito, sudor frío, dolor muscular, hiperacidez estomacal y la boca reseca, a continuación enlistamos una serie de remedios "aprobados" por la ciencia médica.

1. Hidrátate

Como dijimos líenas arriba, gran parte de los desagradables efectos de la cruda o resaca se deben a la deshidratación. Así, lo primero que uno debe hacer es beber abundantes líquidos: agua, en primer lugar; jugos de frutas, pues éstos aportan azúcar, la cual ayuda a la recuperación del organismo, o incluso bebidas deportivas adicionadas con vitaminas y minerales que ayudan a la hidratación.

2. Beber agua antes de dormir

El especialista Daniel K. Hall-Flavin, de la Clínica Mayo, asegura que lo más recomendable para aminorar los efectos de la cruda es beber de dos a tres vasos de agua antes de irse a dormir; así, el organismo estará hidratado y "la mañana siguiente" será mucho más amable que si nos fuéramos a la cama en estado de deshidratación. Y de hecho, es recomendable beber un vaso de agua por cada copa de alcohol que bebas durante la noche.

3. Comer algo ligero

Olvídate del consomé de barbacoa o de los huevos con tocino. Aunque tu cuerpo necesita carbohidratos y calorías para reponerse, lo mejor es un desayuno ligero y alimentos fáciles de digerir.

El especialista John Brick, autor del libro El manual del médico contra la cruda —The Doctor's Hangover Handbook—, sostiene que si bien no se recomiendan alimentos específicos, comer un sandwich de miel de abeja puede ser muy reconfortante.

4. Tomar analgésicos

Los medicamentos indicados para aliviar dolores de cabeza y musculares pueden brindar mucho aliviio cuando sufres los efectos de la cruda, y esto incluye a los antiácidos efervescentes —que contienen bicabornato de sodio, el cual ayuda a neutralizar la acidez estomacal— y las sales de uvas que se venden en cualquier farmacia. Sólo toma en cuenta algo: si vas a tomar un analgésico, elige los antiinflamatorios no esteroideos, tales como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno, y evita tomar acetaminofén.

La razón, según señala la especialista Dena Davidson de la Universidad de Indiana, es que sus efectos en un hígado que está trabajando en exceso por la metabolización del alcohol pueder ser nocivos y hasta mortales. 

5. Dormir

Todos los que han experimentado la "cama movediza", los sueños inquietantes y las continuas paradas al baño, estarán de acuerdo que las pocas horas de sueño que siguen a una noche de copas son todo menos reparadoras. Así que un remedio natural y sumamente benéfico es, simplemente, dormir. Así que unas cuantas horas de sueño reparador podrán efectuar la cura milagrosa que buscas.

Qué no se debe hacer cuando tenga cruda

Beber más alcohol 

Aunque es una mexicanísima costumbre el combatir la cruda con una cerveza, un Clamato, una cubita, un anís o cualquier otra bebida alcohólica, los médicos recomiendan abstenerse de la ingestión de alcohol.

La razón es simple: tu malestar se debe a la intoxicación por alcohol que sufriste la noche anterior, de modo que el sentido común indicaría que lo que necesitas para recuperarte es no ingresar más alcohol a tu organismo.

Como dice el especialista Charles Cutler, médico internista y presidente de la Colegio Americano de Médicos, quizá una copa te haga sentir un alivio momentáneo, pero a la larga te hará sentir peor. Mucho peor.

Sudar

Existe la creencia de que es posible "sudar la cruda"; es decir, que se puede eliminar las toxinas del organismo a través del sudor. Pero la verdad es que tu organismo está de por sí deshidratado, de modo que no es muy inteligente perder más fluidos corporales sudando.

Tomar un baño de vapor

Otra creencia generalizada que puede ser peligrosa e, incluso, mortal.

Según los Laboratorios de Investigación del Instituto del Alcohol de Finlandia, el baño sauna provoca cambios severos en la circulación, los vasos sanguíneos y en la presión arterial, los cuales pueden ser sumamente peligrosos y tener consecuencias funestas.

Desayunar comida grasosa o picante

¿Unos chilaquiles o una pancita para la cruda? Piénsalo dos veces. Según el especialista Cutler, el organismo necesita ingresar calorías a la mañana siguiente de haber bebido en exceso, pero no existe evidencia de que la comida grasosa sea la indicada para aliviar los síntomas de la cruda.

Lo mismo sucede con los irritantes: si tu estómago está resentido e irritado por el exceso de alcohol, ¿acaso lo mejor será ponerlo a trabajar con aún más irritantes?

Hacer ejercicio

Algunas personas sostienen que trotar o hacer ejercicio moderado les ayuda a sobrellevar la cruda, pues la liberación de endorfinas a consecuencia de la actividad física reanima al organismo; sin embargo, hay que tomar en cuenta que el cuerpo está disminuido por la metabolización del alcohol.

¿La recomendación? Si te sienta bien, haz ejercicio; si no, mejor opta por el descanso.