Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El Tribunal Superior de San Francisco (EE.UU.) ha dictado este jueves su veredicto sobre el caso del mexicano José Inés García Zarate, acusado de matar a una mujer en esta ciudad norteamericana en 2015. El hombre ha sido declarado inocente de todos los cargos, excepto de posesión de arma.

García Zarate, de 45 años, había admitido que el disparo de una pistola Sig Sauer, que resultó mortal para Kate Steinle, de 32 años, se produjo mientras el arma estaba en sus manos, si bien ocurrió por accidente y no de forma deliberada, informó Reuters.

También te puede interesar: Juez le reafirma su sentencia: acusado se suicida en la corte

Sus abogados han logrado probar que se trató de un accidente —dado que el tiro alcanzó a la mujer tras rebotar en el suelo— y que el mexicano nunca estuvo implicado en ningún otro caso de violencia.

Aquel año Donald Trump se refirió a la muerte de Steinle, que —dijo— se debió a un "acto de violencia evitable" a manos de un "inmigrante ilegal", para justificar le necesidad de construir un "gran muro" a lo largo de la frontera mexicano-estadounidense.

"Esta es una situación absolutamente vergonzosa y yo soy el único que puede arreglarlo", expresó el magnate en aquella ocasión a través de su cuenta de Twitter. "Nadie más tiene las agallas para hablar del asunto. Eso no va a pasar si me convierto en presidente. El pueblo estadounidense merece un muro para proteger nuestro empleo, economía y nuestra seguridad", agregó.