Agencia 
Querétaro.- Como una alternativa al uso de cemento, científicos mexicanos desarrollaron un material que con la misma utilidad está elaborado a base de desechos de la industria del reciclado de papel, de carboeléctricas, marmoleras y de unicel, así como de ceniza del bagazo de caña de azúcar.

Los investigadores de la Universidad de Papaloapan en Oaxaca liderados por Martha Poisot utilizaron este material que al ser más económico y más resistente, podría sustituir al cemento en las construcciones, pues tiene la cualidad de darle valor agregado a los desechos industriales.

La especialista en Ciencias Químicas presentó este desarrollo en el Primer Foro Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2018.

También te puede interesar: Estos riesgos corres si no te cambias el traje de baño mojado

De acuerdo con Diario Rotativo, la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) hasta el momento el equipo de trabajo de Martha Poisot ha desarrollado prototipos como bloques de 50 por 50 centímetros.

Entre las pruebas realizadas se encuentra la medición de la temperatura respecto al cemento, y reportaron que es un aislante térmico con la cualidad adicional de que también conserva energía, por lo que, la casa construida con este material no necesita utilizar tanta calefacción o aire acondicionado.

El material es ligero y tiene plasticidad, lo que lo hace útil para fines estéticos. Sin embargo también puede emplearse con acero lo que lo hace útil para cuestiones estructurales.

“Recibimos el material de desecho y en un único paso en una reacción química amable convertimos la materia orgánica con el aglutinante en celulosa hidrofóbica compatible con la ceniza de caña, con la industria marmolera de termoeléctricas e incluso el unicel que se emplea para guardar alimentos y productos”, puntualizó.

Este trabajo recibió apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Fondo para Proyectos de Desarrollo Científico para Atender Problemas Nacionales. Esperemos que la idea se haga realidad.