Agencia
GUATEMALA.- Productores y autoridades del estado de Chiapas entregaron hoy una donación de más de 40 toneladas de alimentos para los albergues en donde hay cuatro mil personas que fueron ubicadas tras la erupción del Volcán de Fuego, que dejó 112 fallecidos, 197 desaparecidos y 55 heridos.

La ayuda humanitaria, transportada en dos furgones de Protección Civil de Chiapas, fue recibida por funcionarios guatemaltecos en la sede de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

El vocero de Conred, David de León, dijo que la ayuda humanitaria se distribuirá en los albergues habilitados por el gobierno para atender a la población damnificada por la erupción volcánica del pasado 3 de junio.

También te puede interesar: Uno de los desiertos más grandes del mundo se llena de lagos

El embajador de México, Luis Manuel López Moreno, hizo la entrega oficial de la donación de 40 toneladas de insumos a funcionarios de la cancillería guatemalteca y de Conred.

La donación de la ayuda humanitaria fue gracias al trabajo y coordinación de Protección Civil del estado de Chiapas y a la Asociación Agrícola de Productores de Plátano del Soconusco.

Funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores agradecieron al pueblo y gobierno de México por la donación que aliviará a la población impactada por la erupción del Volcán de Fuego.

Según el gobierno guatemalteco, la cifra de muertos subió de 110 a 112, luego del fallecimiento de dos pacientes que eran atendidos por una situación de salud crítica en hospitales especializados de México y Estados Unidos.

El ministro de Salud, Carlos Soto, confirmó que los heridos que eran atendidos en la Ciudad de México y en Galvestón, Estados Unidos, murieron ayer con diferencia de horas debido a la gravedad de sus heridas.

De León indicó que el más reciente reporte oficial ubicó en 110 el número de muertos que subió a 112, mientras que el de 57 heridos bajó a 55, y se mantiene el de 197 desaparecidos por el desastre natural.

La erupción del Volcán de Fuego, la más potente y devastadora en más de 40 años, afectó a un millón 714 mil 387 personas, principalmente de los departamentos de Chimaltenango, Escuintla, Sacatepéquez y municipios aledaños a la Ciudad de Guatemala.