Agencias
MÉXICO.- Las Fuerzas Armadas de México dan otro paso hacia la integración de una fuerza multinacional comandada por Estaos Unidos: un contingente militar mexicano participó en las últimas maniobras militares 'Bold Alligator', que se llevaron a cabo en la costa atlántica estadounidense entre los pasados 10 de octubre y 5 de noviembre.

También te puede interesar: ¡Sigue subiendo! El dólar cierra en 19.55 pesos

De acuerdo con RT, el objetivo de esos ejercicios, encabezados por la Armada y el Cuerpo de Marines estadounidenses, eran mejorar las operaciones militares conjuntas de los países que componen la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), además de sus fuerzas aliadas y otras naciones socias.

A pesar de que la Armada y los Marines de E.U. señalaron que deseaban probar y desarrollar su fuerza marítima y anfibia para proteger los intereses estadounidenses, un contingente militar mexicano participó en esos ejercicios tácticos y de desembarco casi en sigilo. Y es que en ese país latinoamericano se trata de un tema polémico.

Por muchos años, la sociedad y los diferentes gobiernos mexicanos consideraron que sus Fuerzas Armadas eran un Ejército de paz y solo entrarían en funcionamiento para defensa de la patria, nunca en operaciones fuera del territorio nacional ni mucho menos en acciones ofensivas contra cualquier país.

Además, siempre rechazaron ponerse bajo las órdenes de militares de otras naciones, en especial de E.U., un país que ha invadido México en tres ocasiones y le despojó de alrededor de 2,1 millones de kilómetros cuadrados, más de la mitad de su territorio original.

Los últimos gobiernos derechistas mexicanos han pugnado por abandonar estos principios y acelerar una integración económica, política y militar con los otros países de América del Norte, pero lo han tenido que hacer a hurtadillas de la población, que sigue viendo con recelo cualquier trato castrense con EE.UU.

Las Fuerzas Armadas de México están compuestas por el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada. Las dos primeras están administradas y organizadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), mientras que la tercera depende de la Secretaría de Marina (Semar).

Esta última se ha mostrado dispuesta a colaborar con los estadounidenses y a participar en ejercicios multinacionales, una cooperación premiada con publicidad en medios de comunicación e incrementos presupuestales por encima de las otras dos.