Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de que la venta de autos cayó 4.6 por ciento en México durante 2017, los vehículos importados vivieron una realidad distinta, pues su comercialización creció 2.2 por ciento el año pasado.

Según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), en 2017 se vendieron 906 mil 240 unidades armadas en otros países, el volumen más alto desde que se tiene registro, publicó El Financiero.

También te puede interesar: Robo de autos rompió récord durante el 2017: AMIS

Dentro de ese volumen, 10 vehículos representaron 29 por ciento del total de los importados que se comercializan en México y son los siguientes: el Volkswagen Vento, Chevrolet Spark, Nissan Xtrail, Chevrolet Beat, Ford Figo Sedán, KIA Sportage, Dodge Attitude, Toyota Hilux, Volkswagen Gol y Honda City.

“Los autos importados complementan la oferta de vehículos nacionales, no son una competencia”, explicó Guillermo Rosales, director general adjunto de la AMDA.

El Volkswagen Vento es el auto foráneo con mayor demanda en el país: el año pasado se comercializaron 63 mil 402 unidades, 0.3 por ciento más comparado con 2016. Incluso este modelo es el cuarto más vendido en México.

Dentro de los importados de mayor desplazamiento, la camioneta Toyota Hilux es el modelo de mayor crecimiento, pues su volumen de ventas aumentó 40 por ciento en el 2017.

“Hilux desde su llegada a México en 2003 ha vendido más de 93 mil unidades. Esto nos permitió alcanzar el décimo lugar de ventas de Hilux a nivel mundial”, dijo Guillermo Díaz, director de operaciones de Toyota de México.

En contraste con lo anterior, el modelo importado que más redujo su venta en México -entre los 10 más vendidos- fue el Chevrolet Spark con una contracción de 45.9 por ciento.