Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Tal vez toda tu vida pensaste que los cacahuates japoneses tuvieron su origen en Japón y llegaron a México en algún intercambio cultural, quedándose para formar parte de los productos frecuentes en las 'tienditas', pero no es así aunque estén ligados de alguna manera al país nipón son totalmente mexicanos.

En 1945, Yoshigei Nakatani, un inmigrante japonés en México, creó lo que hoy conocemos como Cacahuates Japoneses, al freír estas semillas en una pasta de harina y salsa de soya. Nakatani las hizo populares al venderlas en su carrito en el barrio de La Merced de la Ciudad de México y su negocio creció hasta convertirse en la marca Nipon.

También te puede interesar: Suspendieron 10 negocios por mal manejo de alimentos

'El japonés', como era conocido en los pasillos del gran mercado de la CDMX, ofrecía estos cacahuates en la calle y en el mercada a cada persona que pasaba por ahí. Después tuvieron tanto éxito que la gente comenzó a buscarlo para comprar su botana. 

Su negocio fue creciendo tanto, que él originó la empresa llamada Nipón, la mejor conocida como la vendedora número uno de cacahuates japoneses. Así es que sí, tiene mucha lógica, los cacahuates que son llamados japoneses en México, en Japón son conocidos como cacahuates mexicanos. 

Ahora, un usuario en Twitter que viajó al país de donde todos creímos eran originarias estas botanas compartió una imagen con la que dejó en shock a muchos.

En ella se puede ver una bolsa de cacahuates “japoneses” anunciados como cacahuates “mexicanos”, con todo y un charro dibujado en el empaque.

Con información de Vanguardia y Nacionrex.