Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El Estadio Victoria fue el escenario donde la noche de este miércoles la Copa MX tuvo a un nuevo monarca, el cual salió del enfrentamiento entre los Rayos del Necaxa y los Diablos Rojos del Toluca, equipos que se volvieron a ver en una máxima instancia por primera vez en 20 años. 

En esta ocasión, los Rayos del Necaxa se coronaron, debido a un autogol de un jugador de los Diablos, en los últimos minutos.

De acuerdo con SDP Noticias, la última vez que hidrocálidos y mexiquenses se encontraron en una final fue en el verano 1998, donde finalmente los Diablos se hicieron del campeonato de liga

También te puede interesar: Un club de la Liga MX quería fichar a Zlatan Ibrahimovic

Es así que los Rayos, a pesar de no ser una final de Liga, buscarán cobrar venganza para darle una alegría a su fiel afición que ha sido golpeada en los últimos años con el cambio de sede de la Ciudad de México a Aguascalientes y con el par de descensos en 2009 y en 2011. 

La final también se disputará en los banquillos, pues tanto Ignacio Ambriz con los Rayos, como Hernán Cristante con los Diablos, lograron levantar un título para su equipo en su etapa como futbolistas. 

Para los Rayos será importante levantar el titulo de la Copa MX, pues no le han logrado dar una alegría a su afición desde que el equipo se mudó a tierras hidrocálidas. 

Toluca por su parte, se encuentra buscando el triplete, pues además de disputar la final copera, son superlíderes de la Liga MX y el equipo femenil también se encuentra en Liguilla, por lo que el semestre podría ser histórico para la escuadra escarlata.