Agencia
LEÓN.- En la comunidad de Buenos Aires, municipio de Pénjamo, Guanajuato, un menor de año 8 meses cayó en un pozo de ocho metros de profundidad, donde quedó atrapado de los pies a la cintura por los escombros; cuerpos de rescate trabajaron más de diez horas para poder rescatarlo con vida, en todo momento se le brindó agua y oxígeno. 

De acuerdo con Milenio, el secretario de Salud del estado, Daniel Alberto Díaz, informó que el pequeño Abraham, de un año y ocho meses de edad, que cayó a un pozo de 8 metros de profundidad y fue rescatado por elementos del grupo especial de Rescate Urbano, ya está en su casa y está en buenas condiciones generales.

También te puede interesar: Rescatan a mujer atrapada tras accidente

El pequeño ha sido dado de alta después de que se descartó que tuviera lesiones provocadas por el accidente del pozo, donde estuvo atrapado por más de 10 horas.

“Hay que destacar algunos síndromes que se asocian a estar ahí atorado, deshidratado y sin comer; el equipo USAR hizo un gran trabajo, el Sistema de Urgencias del estado de Guanajuato (SUEG), se involucró en las labores de rescate y apoyó en los trabajos”.

El funcionario estatal manifestó que los integrantes del grupo especial Urban Search and Rescue,  de Guanajuato, participaron también en apoyo a los damnificados en los sismos de septiembre del año pasado en la ciudad de México.

El rescate de Abraham

Debido a lo estrecho de la boca del pozo, el cuerpo de bomberos y los elementos de protección civil tuvieron que utilizar maquinaria pesada para realizar complicadas maniobras de rescate y poder llegar al menor, de nombre Abraham.

Cerca de las 12 horas del domingo, y después de que el niño respondiera a los llamados del exterior, la maquinaria llegó al poblado (en el kilómetro 65 de la carretera Pénjamo-La Piedad) y tras 10 horas de labores lograron rescatar al menor con vida.

Durante todo el procedimiento, médicos y paramédicos del Sistema de Urgencias del Estado de Guanajuato (SUEG) estuvieron monitorizando la salud del menor e hidratándolo con electrolitos a través de una sonda adaptada para la situación.

A las 22:12 horas los cuerpos de rescate llegaron al menor, tras excavar un túnel horizontal por el cual entraron al pozo seco. Abraham fue estabilizado en una ambulancia y trasladado a una clínica particular para recibir la atención médica necesaria.