Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Ante los dos casos de linchamiento ocurridos en Tula y Chilcuautla en dos semanas, el secretario de Seguridad Pública de Hidalgo, Mauricio Delmar Saavedra, informó que –de manera preventiva- se creó un grupo de reacción contra estos crímenes de venganza.

De acuerdo con el mando policial, la unidad de intervención será atendida directamente por el comisario de la Agencia de Seguridad Estatal de Hidalgo, Uriel de Jesús Moreno Castro.

También te puede interesar: SEP deja a más de 320 directores de escuela sin pago

Durante el viernes, esta unidad tuvo su primera intervención en la comunidad de Coyol, del municipio de Chapulhuacan, donde un matrimonio fue rescatado ante la posibilidad de que pobladores pudieran agredirlos solo por circular en la localidad en una camioneta, con placas de Estados Unidos, como informó Excélsior la víspera.

"Tenemos esta fuerza especial para evitar este daño, esta psicosis colectiva que se ha creado por medio de las redes sociales”, comentó.

El mando policial informó que la policía cibernética realiza las indagatorias correspondientes para “estar navegando en la red, checando este tipo de cadenas, que han sido cíclicas y que no es la primera vez”.

Esto luego de que el jueves una pareja fuera quemada viva, tras ser retenida en la comunidad de Santa Ana, Ahuehuepan, de Tula, donde habitantes los acusaron de pretender robar a un niño de la localidad, denuncia de la que no se hallaron pruebas.

Antes de este incidente, el 23 de agosto un presunto delincuente fue retenido por pobladores de la comunidad de Texcatepec, del municipio de Chilcuautla, quienes lo quemaron vivo. Aunque el hombre fue hospitalizado, finalmente pereció.

En este segundo caso, los pobladores responsabilizaron a la víctima de haber pretendido robar la camioneta de un vecino, junto a un cómplice, el cual fue entregado a policías.

Con información de Excélsior