Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) dio a conocer la destitución del juez Francisco Ramos Silva tras quedar demostrado que incurrió en conductas de hostigamiento sexual contra una servidora pública.

También se le responsabiliza por otorgar un nombramiento a una persona que no acudía a laborar o lo hacía de forma ocasional, publicó el portal Excélsior.

También te puede interesar: Uber comienza instalación de 'botón de pánico' contra abusos

De acuerdo con el portal Proceso, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) decidió la separación del juez que llevó casos relacionados con el narcotráfico, incluido el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, en Guadalajara.

Encargado de la administración y vigilancia de los jueces y magistrados federales, el CJF aseguró que tras una investigación “quedó demostrado que incurrió en conductas de hostigamiento sexual contra una servidora pública” y nombró a una persona que no iba a trabajar o lo hacía de vez en cuando.

La decisión del CJF, tomada desde 2016, quedó firme luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación la confirmara al resolver un recurso de revisión interpuesto por el entonces juez.

El Pleno del CJF encontró elementos suficientes para acreditar las mencionadas irregularidades en el desempeño de Ramos Silva, cuando fungía como titular del Juzgado Sexto de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales con sede en Toluca, Estado de México.

"La medida disciplinaria quedó firme tras un recurso de revisión administrativa interpuesto ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, instancia que confirmó la destitución del cargo”, indica el comunicado.

El informe indica que las áreas internas del CJF actuaron con “profesionalismo y rigor” en las investigaciones administrativas.