Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Fanáticos de los autos recibieron con gran aceptación la presentación del Kia Forte, de fabricación mexicana, que comenzará a producirse durante este año y será exportado a Estados Unidos y Canadá desde los primeros días del 2019.

De acuerdo con el portal Expansión, a diferencia de 2017, donde los SUV full size y los pickups dominaron el piso de exhibición del Auto Show de Detroit, este año regresan los sedanes, y un auto con fabricación en México se llevó la atención de los reflectores.

También te puede interesar: Grupo Álvarez, innovando el automovilismo en la Península

KIA, por ejemplo, presentó este lunes la tercera generación de su modelo Forte, cuya producción iniciará a mediados de año en su planta de Pesquería, Nuevo León.

“Tenemos cuatro vehículos ‘core’ en Norteamérica y Forte es uno de ellos”, dijo Orth Hedrick, vicepresidente de planeación de producto de KIA Motors America. El año pasado, KIA vendió 117,596 unidades de Forte en Estados Unidos. “Es un modelo muy exitoso y la calidad de la planta de México es muy buena”, afirmó Hedrick.

Según el ejecutivo, pese al furor que hay por los SUV’s en la región, aún hay un mercado que se mantiene fiel a los sedanes. Pese a ello, las ventas de modelos compactos en Estados Unidos disminuyeron 3.8% en 2017, hasta su nivel más bajo en seis años.

No obstante, algunos de los consumidores que migraron al segmento de los SUV’s pronto pueden regresar a los sedanes, opinó Hedrick. La búsqueda de mayor espacio y economía de combustible sería la principal motivación para hacerlo, agregó, ya que por el mismo precio de un SUV pequeño —como HR-V, EcoSport o Trax—, el cliente puede comprar un sedán grande, como Accord, Altima o Cambry.