Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- En los últimos días de precampaña, los aspirantes a la candidatura a la presidencia de México no han detenido sus actividades, pues continúan recorriendo el país y visitando sectores para favorecer el voto.

De acuerdo con Proceso, Andrés Manuel López Obrador llegó a Durando, donde volvió a referirse a la guerra sucia que se ha desatado en su contra, aunque advirtió que dicha campaña no le va a funcionar a sus adversarios porque ya no cuentan con el apoyo incondicional de los dueños de los medios de comunicación como anteriormente ocurrió.

También te puede interesar: ¿Qué pasa con los precandidatos a la presidencia de México?

El precandidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia fue recibido en el aeropuerto por un grupo de mariachis que entonaron varias canciones. Uno de los visitantes incluso le llevó un gorro ruso con la leyenda “Andrésmanuelovich”.

En tanto, en Monterrey, el aspirante presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, propuso incrementar el sueldo a los profesores, como una forma de incentivarlos por el esfuerzo que invierten para mejorar México, publicó Proceso. 

Y en Chihuahua, Meade con el argumento de estar enfermo de la garganta, solo habló 11 minutos, interrumpido frecuentemente por las porras de las diversas organizaciones adscritas al PRI, dijo que la entidad está “de cabeza, pero en julio la vamos a enderezar”.

Afirmó que en la entidad han aumentado cifras delincuenciales y reducido las referentes a generación de empleo y de inversión.

Finalmente, Ricardo Anaya Cortés, precandidato a la presidencia de la República por la coalición "Por México  al Frente", visitó Guanajuato donde dijo que la inseguridad es un problema nacional, cuya responsabilidad es del gobierno federal priista, publicó Milenio.

Señaló  que la violencia aumentó del 2014 a las fecha en al menos 29 estados de la República, lo que demuestra que la estrategia en seguridad del gobierno fue un fracaso.