Agencia
SALTILLO.- Decenas de elementos de Seguridad Pública se trasladaron a un domicilio en la colonia Federico Berrueto Ramón, en Saltillo, para verificar la muerte de un bebé de dos meses de edad, presuntamente a manos de un comando armado; momentos después se informó que el fallecimiento fue a causa de asfixia que se derivó al parecer por un descuido de la madre 

De acuerdo a Milenio, una intensa movilización de diferentes corporaciones de seguridad, se registró en la Colonia Federico Berrueto Ramón, al oriente de Saltillo, por el reporte de la muerte violenta de una bebé

También te puede interesar: Investigan la muerte de bebé por golpes en Cozumel

El director de la Policía Municipal de Saltillo, Roberto Castro, informó que alrededor de las 10:30 horas se recibió el reporte a través del Sistema Estatal de Emergencias 911, del ingreso de 3 personas armadas y encapuchadas a una casa. 

“Se aproximaron al lugar unidades de la Policía Municipal y confirmaron una menor de edad, de meses de nacido, que se encontraba sin vida en el lugar, posteriormente se dio aviso a la policía de investigación, a la Fiscalía General del Estado". 

Descartó que la muerte de la menor, de 2 meses de edad, se hubiera dado de manera violenta, pese a que el reporte señalaba que le habrían disparado por un supuesto ajuste de cuentas

“Lo que refiere la madre de la menor, que se encontraba en el lugar, es que ingresaron 3 personas directamente a privar de la vida a la menor, no sabemos en qué condiciones se realizó, no se confirmaron detonaciones”, explicó. 

Según las primeras indagatorias la muerte de la menor fue por asfixia, descartándose que fuera perpetrada por 3 sujetos encapuchados y armados, sino que pudiera tratarse de una omisión de cuidados por parte de la madre. 

El cuerpo de la niña fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo), donde se le practicará la necropsia de ley, en tanto que Alejandra "N", de 18 años de edad y madre de la pequeña, fue llevada al área de Atención Psicológica de la FGE.