Agencias
MÉXICO.-Los jueces migratorios en Estados Unidos tardan hasta 565 días en dictar sentencia y actualmente se tiene en existencia 692 mil 298 casos pendientes de solución, sin embargo, lo que más preocupa es que los  deportados llegan a México encadenados de pies y manos, lo cual constituye una transgresión a los derechos humanos, aseguró el quinto visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Edgar Corzo Sosa.

También te puede interesar: Programa 3x1 para migrantes beneficia a millones de mexicanos

En el presente año se observa un aumento de deportaciones de mexicanos desde Estados Unidos, debido al endurecimiento de las políticas migratorias dictadas por el presidente Donald Trump, sin embargo, en el primer año de gobierno respecto a las deportaciones del último año de Barack Obama, disminuyeron, no así en el tema de xenofobia, misma que va en incremento, declararon la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (NDH) y la Agenda del Migrante, informó la agencia Notimex.

Eunice Rendón Cárdenas, coordinadora de Agenda  Migrante, aseguró que hay un incremento en el presupuesto del gobierno estadounidense para eficientar las deportaciones  y aumentar el número de elementos de la agencia estadounidense encargada de este tema, conocida como ICE en inglés, con ello, crece la presión hacia las “ciudades Santuario”.

"Existe un trato inhumano contra los mexicanos detenidos con fines de deportación"

Explicó que aumentaron en 35 el número de fiscales para juicios de deportación y en 18 el número de jueces en la materia, hay más discrecionalidad en los agentes migratorios para decidir la detención de personas con fines de deportación.

Ante esto, pidió a las autoridades mexicanas destinar un presupuesto para la defensa de los connacionales en Estados Unidos y reiteró la importancia de una política pública específica para el retorno de connacionales, quienes carecen de redes familiares o amigos en sus lugares de origen, pues no cuentan con posibilidades de trabajo a pesar de tener experiencia y dinero.

Miles de niños mexicanos quedan huérfanos por padres deportados. (Foto: El financiero)

Corzo Sosa, advirtió que existe un trato inhumano contra los mexicanos detenidos con fines de deportación, además de que el proceso tarda mucho y explicó que si bien las detenciones en la frontera han disminuido, en el último año fiscal aumentó en 25 por ciento la deportación de migrantes en el interior de Estados Unidos.

Ambos especialistas en temas migratorios coincidieron en la necesidad de aumentar el presupuesto del gobierno para la defensa de connacionales.

“Necesario que los candidatos presidenciales conozcan la realidad de este tema y establezcan compromisos claros de cara al próximo debate del 20 de mayo, uno de cuyos ejes temáticos será el tema migratorio”, finalizaron.