Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- En la actualidad no es raro encontrar en las redes sociales a 'influencers' que muestran su increíble estilo de vida. Desde las viajeras hasta las que dan consejos de moda, belleza y ejercicio. 

De acuerdo con Excélsior, por muy fabulosa que parezcan sus vidas, a veces no todo es lo que parece. Seguramente en alguna ocasión has escuchado  la frase "caras vemos..." la cual significa que aunque las personas muestren una buena apariencia nunca se les puede conocer a profundidad. 

También te puede interesar: ¿Quién era la autora del atentado de YouTube?

Recientemente esto fue confirmado cuando se dio a conocer que la Instagrammer Mary Molloy y su ex novio Jason Atkinson fueron arrestados por pertenecer supuestamente a una banda de narcotraficantes. 

La modelo profesional de la World Beauty Fitness and Fashion (WBFF) es conocida en Internet por compartir constantemente fotografías de ella luciendo su muy tonificado cuerpo y mostrar videos en los que enseña sus distintos tipos de rutinas.

Aunque contaba con buena reputación y era inspiración para sus casi 70 mil seguidores, al igual que Atkison, el medio británico Daily Mail reveló que ahora, a pesar de su popularidad, sobre ellos pesan cargos por narcotráfico, distribución y posesión de droga MDMA, mejor conocida cómo éxtasis, luego de una redada policial en sus propiedades ubicadas en Brisbane, en el estado australiano de Queensland en las que se encontró droga. 

Además de estos cargos, la policía ha iniciado una investigación pues sospechan que ambos estuvieron involucrados en múltiples delitos del pasado relacionados con sustancias nocivas, incluyendo el hallazgo de 24 mil pastillas de éxtasis las cuales tenían valor en la calle de más de 1 millón de dólares.

La expareja -que se separó hace apenas dos semanas- compareció ante la Corte de Magistrados de Brisbane ayer por la tarde y se les concedió una fianza.  De acuerdo con información revelada, su próxima cita en el tribunal es el 30 de abril.