Agencia
TAILANDIA.- Un monje budista ha sido captado por una cámara de vigilancia mientras robaba lencería que estaba tendida en un callejón de una ciudad tailandesa. Según el Daily Mail, el sacerdote ya ha sido expulsado de su templo.

En las imágenes filmadas este lunes, se ve a un sacerdote con la cabeza afeitada escondiéndose en un callejón en Suphaburi, Tailandia, donde, tras cerciorarse de que no había testigos, coge seis prendas de ropa interior femenina de un tendedero y las esconde en su bolso azul antes de marcharse del lugar.

También te puede interesar: Nube de colores llena de terror las redes sociales

"Lo más importante es que otras mujeres deben ser advertidas sobre el monje''...

Posteriormente, se reveló que se trataba de Theeraphap Worradilok, de 49 años.

Horas más tarde, el dueño de la casa, Kittisak Khajornnetikhun, descubrió que faltaba la ropa interior de su esposa y su hija.

El hombre denunció los hechos a la Policía, que inició una operación para localizar al deshonrado monje, que fue expulsado del sacerdocio por el líder espiritual de su templo.

Robo de ropa interior

Kittisak, que dirige una tienda de oro, declaró: "La ropa interior no vale mucho dinero", pero explicó que "lo más importante es que otras mujeres deben ser advertidas sobre el monje. Es por eso que lo hemos denunciado".

Hacer lo correcto, estar en un nivel espiritual superior y guiar a las personas por el buen camino, son solo algunas de las enseñanzas que los sacerdotes budistas dan a las personas, pero tal parece que hasta ellos esconden grandes secretos.

El robo fue cometido después de haber sido expulsado de su templo.

En redes sociales, hicieron el comparativo con el personaje de la caricatura Ranma 1/2: el 'Maestro Happosai'.

Con información del portal de noticias RT