Agencia
Monterrey.-Un trailero que en el 2016 fue exonerado de causar la muerte de su hijastra, de un año de edad, será condenado por el delito de homicidio luego de que una Sala Colegiada del Tribunal Superior de Justicia del Estado revocó el fallo emitido por jueces de primera instancia.

De acuerdo con el portal de noticias El Debate, los Magistrados dejaron sin efecto la exoneración que el 8 de diciembre del 2016 dictaron tres jueces a favor de Jaime Iván Hernández Martínez, de 36 años, quien desde ese día anda en libertad, tras haber permanecido un año y 17 días preso.

También te puede interesar: Buscaba ayuda para no abortar, le sacan marihuana del vientre

Hernández fue detenido el 22 de noviembre del 2015, en Apodaca, por presuntamente causar la muerte de Nahomi 'N', de 1 año y 10 meses, hija de su pareja, María Gabriela 'N'.

El Ministerio Público lo acusó de homicidio calificado y un Juez lo vinculó a proceso y lo internó en el Penal, hasta el 8 de diciembre cuando se realizó la audiencia de juicio.

La mamá había declarado en la Fiscalía declaró que el 21 de noviembre del 2015, venían de Tamaulipas a Monterrey en un tráiler conducido por Hernández, la bebé lloró y su pareja se molestó.

Dijo que el trailero la sujetó de los pies y con la cabeza hacia abajo la mantuvo una hora "colgada", y se golpeó en el piso del camión, luego se quedó dormida.

Llegaron a Monterrey, la niña no reaccionó, y la llevaron a la Clínica 19 del IMSS, en Apodaca, a donde llegó muerta.

Sin embargo, en la audiencia de juicio, la mujer no sostuvo la acusación y aseguró que aún lo quería y aunque lo castigarán, eso no le devolvería a su hija.

Ante la falta de señalamiento directo, los tres jueces dictaron sentencia absolutoria por no tener más pruebas para condenar.

La Fiscalía apeló el fallo en 2017, y los Magistrados Leonel Cisneros Garza, Carlos Emilio Arenas Bátiz y Juan Manuel Cárdenas revisaron la resolución y determinaron que si había delito.

Ordenaron sentenciar por el delito de homicidio simple preterintencional, al considerar que sí provocó la muerte de la niña, pero sin tener la intención.