Agencia
BROWARD, Estados Unidos.- La policía del condado de Broward, Florida, confirmó el sábado que un niño de 17 meses murió dentro de un automóvil, después de que su madre olvidara que él estaba allí.

Según el reporte de las autoridades, la mujer condujo al trabajo el viernes, estacionó en la cuadra 2200 de N. University Drive y dejó al niño en la silla de seguridad durante ocho horas.

De acuerdo con información de Univisión y 20 Minutos, la madre del bebé recordó que había dejado a su bebé olvidado mientras trabajaba y llamó de inmediato a la policía, pero los socorristas no pudieron salvarle la vida. El bebé murió tras soportar altas temperaturas, que por estos días han llegado a unos 32 grados centígrados en el sur de Florida

Lawrence Hashish, el abogado de la familia, indicó al diario The Sun Sentinel que se trató de un accidente no intencional. "Ella es una buena madre", dijo. "Ella es muy dedicada a su familia y está muy involucrada en la iglesia".

También te puede interesar: Niñera finge embarazo para robarse a un bebé

"A los miembros de nuestra comunidad se les recuerda que dejar a un niño dentro de un automóvil es especialmente mortal durante los meses de verano cuando las temperaturas pueden subir por encima de los 100 grados en minutos", dijo Feiner en un comunicado. "Siempre revise dos veces su vehículo después de estacionarse".

Muertes dentro de autos

De acuerdo con KidsAndCars, una organización que busca proteger a los niños de este tipo de peligros, confirmó que van 24 muertes de menores de edad, por quedar encerrados en autos, en lo que va del año.

En promedio, según la organización NoHeatStroke, al menos 37 niños mueren cada año en Estados Unidos, tras ser abandonados en los automóviles por sus padres, a merced del calor. Es la cifra más alta del mundo.