Agencia
NUEVA YORK.- Un perro murió a bordo de un avión de United Airlines después de que una auxiliar de vuelo ordenó a la dueña que colocara al animal en el compartimiento para equipaje que está arriba de las butacas.

United dijo ayer que asumía por completo la responsabilidad del incidente ocurrido el lunes por la noche durante un vuelo de Houston a Nueva York, informa el portal de noticias Excélsior.

En un comunicado, United describió lo sucedido como “un trágico accidente que jamás debió haber ocurrido, porque las mascotas nunca deben ser colocadas en el compartimiento superior”.

El perro se encontraba en una pequeña jaula transportadora diseñada para caber debajo del asiento.

También te puede interesar: Avión aterriza a metros del Mar Negro: los pasajeros se salvan

Los pasajeros afirman que escucharon ladridos durante el vuelo y que no supieron que el perro había muerto hasta que el avión aterrizó en el aeropuerto LaGuardia.

La pasajera Maggie Gremminger publicó en Twitter una foto de los dueños del perro después del vuelo.

“Quiero ayudar a esta mujer y a su hija. Perdieron a su perro por culpa de una auxiliar de vuelo de @united. Mi corazón está destrozado”, escribió.

Ignoraron protocolo

El portavoz de United, Charles Hobart, dijo que la asistente de vuelo pidió a la dueña del can que pusiera la jaula transportadora en el compartimiento superior porque obstruía parcialmente el pasillo.

Se desconoce por qué no fue colocada debajo del asiento, añadió.

Hobart dijo que United investiga el incidente y que ha conversado con la auxiliar de vuelo, a la que se negó a identificar.

Señaló que la aerolínea reembolsó el costo de los boletos de los dueños del perro, así como el pago por el transporte de una mascota a bordo, típicamente 200 dólares.

Se desconocía por el momento la causa de la muerte del animal. El portavoz de la aerolínea con sede en Chicago dijo que la compañía ofreció cubrir el costo de una necropsia.