Agencia
BOWMAN, EU.- Una madre de familia y sus dos hijos, murieron después de que su auto chocara contra un caimán en una carretera de Carolina del Sur, informaron autoridades.

De acuerdo con información de Notimex, la policía del condado de Orangeburg explicó que Amber Stanley, de 24 años, y sus hijos, Jack de cuatro y Autumn de dos, murieron de quemaduras luego que su auto golpeó al reptil, chocó contra un árbol y se incendió.

También te puede interesar: Caimán devora el cuerpo de un piloto en Florida

De acuerdo con el diario Sun Sentinel del sur de Florida, Stanley y sus hijos vivían en Callahan, una ciudad al norte de Jacksonville.

El oficial de la Patrulla de Caminos, Judd Jones, dijo que el caimán estaba cruzando los carriles hacia el norte de la I-95 cerca de la salida de la Interestatal 26 cuando el automóvile de Stanley golpeó al animal en la madrugada del lunes.

El padre no pudo acompañar a su esposa e hijos, pues estaba trabajando. (Redacción/SIPSE)

Josh Stanley, ahora el único superviviente de su familia, declaró que estaba trabajando fuera de la ciudad mientras su esposa y dos hijos realizaban un viaje de placer a una playa de Carolina del Sur.

Ataques esporádicos

Lo cierto es que los ataques de cocodrilo no son algo muy normal. Un ejemplo: según la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida, se han producido 23 ataques fatales de cocodrilos desde 1973 en la zona. 

Contrario a lo que se suele pensar, aunque los caimanes pueden ser agresivos, es probable que te dejen en paz siempre y cuando no los molestes. 

En el improbable caso de que te ataque un cocodrilo, huye. Si es demasiado tarde, contraataca, pero no intentes abrir sus mandíbulas. Ataca el hocico y los ojos, y definitivamente no te hagas muerto.