Agencia
BEIRUT.- Una mendiga libanesa hallada muerta en Beirut tenía más de un millón de dólares en el banco. La mujer, que era discapacitada, vivió durante varios años en la calle.

De acuerdo con RT, Fátima Mohammed Othman, mujer con discapacidad y sin hogar que fue encontrada muerta el martes pasado en Beirut, tenía 1.700 millones de libras libanesas (casi 1,2 millones de dólares) a su nombre en una cuenta bancaria.

También te puede interesar: Situación violenta en París, jóvenes realizan marcha laboral

Según las autoridades, la mujer, de 52 años, que durante años estuvo viviendo en un coche no operativo, falleció debido a causas naturales. El mismo 15 de mayo su cuerpo fue reclamado por familiares y enterrado en su pueblo natal, en la región libanesa de Akkar.

La historia de la fallecida se hizo viral a través de las redes sociales: muchos internautas se peguntaban cómo una mendiga logró ahorrar tanto dinero. Otros recordaron que la fallecida ya se había hecho famosa antes, cuando una foto suya tomando agua de una botella ofrecida por un soldado libanés fue ampliamente compartida. Otros usuarios de las redes sociales simplemente pidieron respeto por la fallecida.

Cirujana de Atlanta es acusada de negligencia por bailar

Icilma Cornelius estaba a punto de casarse y quería que el vestido de novia le quedara perfecto. Por eso, en 2016 decidió acudir a una cirujana plástica para que le realizara una liposucción y una reconstrucción abdominal. Sin embargo, algo salió mal y, tras haber estado en la mesa de operaciones durante ocho horas, su corazón se detuvo. Aunque sobrevivió, quedó con un "daño cerebral permanente".

"Quería lucir perfecta para la boda", contó su hija, Ojay Liburd, de 26 años, quien, como otras pacientes y familiares, acusa de mala praxis a Windell Boutte, una médica que se filmaba bailando y cantando durante sus intervenciones quirúrgicas.

De acuerdo con el portal de noticias RT, esta cirujana de Atlanta (EE.UU.) enfrenta ahora varias causas judiciales por haber provocado daños a sus pacientes, en un escándalo que se agravó luego de que se conociera una veintena de videos en los que aparece danzando en la sala de operaciones junto a sus pacientes, incluso mientras les hacía incisiones, publicó el diario Daily Mail.