Agencia
ROMA.- Los cuerpos de 23 migrantes que murieron ahogados en el naufragio de un bote en el Mediterráneo fueron rescatados durante una operación militar de Eunavformed, el cuerpo de la Unión Europea encargado de vigilar las redes de tráfico de seres humanos por mar.

En el curso de la misma operación fueron rescatadas 64 personas que se encontraban en el bote neumático sobrecargado que se estaba desinflando, precisó la entidad, informa La Jornada.

"Ha sido un día difícil en la zona central del Mediterráneo, hemos demostrado que trabajamos para salvar vidas", reconoció la entidad.

"Desde muy temprano todas las unidades que participan en la operación Sophia se han dedicado a socorrer personas", precisó Eunavformed en Facebook.

También te puede interesar: Investigan la muerte de 141 focas en Siberia

El cuerpo de la Unión Europea, coordinado por las autoridades italianas, vigila desde 2015 las costas de Libia para impedir el tráfico de personas y detener el flujo de migrantes ilegales.

"El barco irlandés Le Niamh estuvo involucrado en la operación de rescate y salvó a 53 personas en peligro, mientras que al mismo tiempo el barco español Cantabria estuvo involucrado en dos operaciones", precisó la entidad.

Según indicó la Guardia Costera italiana, que coordinó las operaciones de rescate, cerca de 700 personas fueron auxiliadas durante seis operaciones.

Hace dos días, fueron hallados los cuerpos de siete migrantes a bordo de embarcaciones improvisadas frente a la costa de Libia.

Unas 900 personas fueron rescatadas en esa misma operación, indicaron las autoridades italianas.

Según los datos del ministerio del Interior italiano, 111 mil 397 migrantes llegaron a Italia desde el comienzo del año hasta el 31 de octubre, un 30 por ciento menos que el año pasado durante el mismo período.