Agencia
RÍO NEGRO, Argentina.- Arrojan a bebé de auto en llamas y la salvan tras sufrir un aparatoso accidente en una carretera de la localidad argentina de Conesa, informó el medio digital Río Negro de Argentina.

El domingo 1 de julio, una familia que circulaba por las inmediaciones de la localidad de General Conesa, en dirección a la provincia de Chubut, sufrió un aparatoso accidente automovilístico.

También te puede interesar: Macabro hallazgo de un bebé putrefacto dentro de maleta

La Policía y la Justicia rionegrina tratan de establecer el origen del accidente en el cual murieron calcinadas tres personas cerca de General Conesa, en el marco de un trágico accidente del que milagrosamente salvó su vida una beba de 14 meses que fue despedida del vehículo Chevrolet Aveo un momento antes de que estalle y se incendie.

El vehículo circulaba por la ruta nacional N° 251, a la altura del kilómetro 105, en apoyo a un piloto que disputaría la cuarta fecha del campeonato de Safari Regional, a campo traviesa; cuando chocó contra una camioneta Toyota, que desde Buenos Aires se dirigía hacia la Provincia de Chubut.

Las especulaciones son que el Aveo habría doblado sobre la cinta asfáltica para retomar el camino hacia Conesa, y que en el interior de este rodado, los tripulantes circulaban con un bidón de combustible dentro de las tareas de auxilio hacia el competidor Adalberto Rial. Este factor, se supone, pudo haber incidido en el posterior estallido de este rodado tras la colisión.

 El Aveo estaba ocupada por el conductor Gerardo Chicaval, de 42 años, Antonella Alfaro de 25, y Miguel Botana de 27. Los dos primeros son de San Antonio Oeste, y el tercero de Sierra Pailemán.

Por lo que se supo, Alfaro era la pareja de Rial, quien abandonó la competencia y luego reconoció los cuerpos. La niña que sólo recibió rasguños, era la hija de ambos. En tanto, Chicaval, sería el padrastro de Alfaro.

A raíz del grave accidente, la fiscal Mariela Coy dispuso el cese de la competencia correspondiente a la cuarta fecha de esa categoría ante el cierre de la ruta, y el riesgo que conllevan para los peritos, bomberos y personal de Salud Pública; trabajar en una ruta sumamente transitada en virtud de que comunica el Norte con el Sur, desde el Este del país.

La niña fue atendida en el hospital Monteoliva de Conesa y se constató que estaba fuera de peligro. Hasta allí, se trasladó al conductor también al conductor de la Toyota, quien luego de ser revisado, sólo presentaba golpes.

Fue un testigo quien se percató de la acción y corrió a salvar a la pequeña de las llamas, así la tuvo en sus brazos hasta que la policía llegó.

Este lunes el joven piloto, Adalberto Rial, llevó a cabo el sepelio de Antonella Alfaro, su pareja sentimental; su padrastro Gerardo Chicaval  y Miguel Botana.