Agencia
BERLÍN.- Una mujer de 46 años fue condenada por un tribunal alemán a nueve años y medio de prisión por haber matado a dos de sus recién nacidos, a los que mantuvo en el congelador durante 10 y 14 años.

La acusada, a la que los medios identifican como Steffi S., había reconocido los hechos, e invocó un estado de agotamiento.

De acuerdo con milenio.com, fue condenada por el tribunal de Halle por homicidios voluntarios de sus dos hijos, que nacieron vivos en 2004 y 2008, indicó una portavoz de la jurisdicción.

También te puede interesar: Conmemoran 50 aniversario del asesinato de Martin Luther King

Los cuerpos congelados de los bebés fueron descubiertos en enero en el apartamento de la mujer en Benndorf, una localidad de 2 mil habitantes en el este de Alemania.

Su pareja en ese momento fue quien dio la señal de alerta.

Tras un embarazo disimulado, la acusada dio a luz en 2004 en su bañera a una niña, a la que metió en una bolsa de plástico y puso, cuando aún estaba viva, en su congelador, según el diario Mitteldeutschland Zeitung.

Cuatro años más tarde actuó de la misma manera tras dar a luz a un niño.

Los dos cuerpos permanecieron en su congelador desde entonces hasta que fueron hallados.

La fiscalía requirió una pena de diez años contra la acusada, quien tiene otros dos hijos. La defensa había solicitado seis años de cárcel.

"Lo que hice es grave. Debo ser castigada por ello", declaró la acusada ante el tribunal, según el periódico Mitteldeutschland Zeitung.