Agencia
Hidalgo.- Una mujer estuvo a punto de ser linchada por habitantes de la comunidad de Tahuada del municipio de Mixquiahuala de Juárez, localidad ubicada a unos 70 kilómetros de Pachuca, Hidalgo.

De acuerdo con autoridades policiales, los hechos iniciaron cuando una turba ingresó al domicilio de la mujer apodada como “La Chaza”, quien previamente había sido detenida en al menos tres ocasiones por robo, sin embargo, al no presentar denuncia de los afectados salió de prisión, informa el portal Excélsior.

También te puede interesar: Capturan en México a pederasta buscado en EU

Durante la noche del lunes –se informó- una vecina de la localidad habría responsabilizado a la mujer de tener en el interior de su domicilio a su hijo drogado.

Al ingresar a la casa de la fémina, no se localizó al menor, sin embargo, molestos con las acciones de la mujer, los vecinos optaron por desnudarla y golpearla.

Al sitio se trasladaron elementos de Seguridad Pública y de la autoridad estatal, quienes entablaron diálogo con los pobladores a fin de que entregaran a “La Chaza”, a quien pasearon sin ropa por la comunidad.

Fue hasta las 5 de la madrugada de este martes que los pobladores acordaron la entrega de la mujer a las autoridades, pero advirtieron que ésta ya no podrá regresar a la comunidad, pues de lo contrario amenazaron que cumplirán con su linchamiento.

Intento de linchamiento  en Quecholac 

Pobladores de Quecholac intentaron linchar a un joven la noche del sábado, luego de que fuera sorprendido robando. Una vez asegurado por la policía quemaron la puerta principal de la Comandancia de Seguridad Pública, con la intención de sacarlo de los separos y hacer justicia por su propia cuenta.

Los habitantes enardecidos prendieron fuego a las puertas de El Cuartel, sitio en dónde se encuentra la comandancia, para tomar acciones contra el presunto delincuente de nombre Cristian Jonathan N., originario de Palmarito Tochapan, de aproximadamente 22 años de edad.

Del hecho corrieron dos versiones; la primera, que el joven asaltó y lesionó a una mujer embarazada, situación que desató la ira de los pobladores y la segunda, que fue sorprendido al ingresar a robar a una casa habitación.