Agencia
Indonesia.- Una mujer que estaba desaparecida desde el jueves en Indonesia, fue hallada dentro de una pitón, en la isla de Célebes.

El sitio de noticias Detik.com, indicó que habitantes del sur de la provincia de Célebes encontraron a la serpiente, visiblemente hinchada, durante la búsqueda de la mujer de 54 años, llamada Wa Tiba, la atraparon y abrieron al animal, según el portal El Clarín.

Al ver pertenencias de la mujer cerca del animal, sospecharon que éste se la podía haber tragado. Las pitones reticuladas se encuentran entre los reptiles más largos del mundo y estrangulan a sus víctimas antes de comérselas enteras.

También te puede interesar: Lo mató su mascota: una pitón de 2.5 metros

"Los ciudadanos que sospechaban llevaron a la pitón al pueblo y la abrieron. (La mujer) estaba muerta en el interior de la serpiente con el cuerpo intacto", dijo el jefe de Policía local, Agus Ramos.

En marzo del año pasado otra pitón, de siete metros, también se tragó a un hombre entero en una plantación de aceite de palma en Mamuju, en el centro de Célebes.

La víctima tenía 25 años y se llamaba Akbar Salubiro. Al igual que en el caso de la mujer, los ciudadanos que buscaban al joven encontraron a la serpiente hinchada y decidieron abrirla. En ese caso, uno de ellos grabó la escena con su celular y el video se viralizó.

Las pitones de estas características en esa zona de Indonesia suelen alimentarse de jabalíes o perros salvajes.

Pitón en tren de brasil

Una situación insólita se vivió en San Pablo, Brasil, cuando un grupo de personas transportó una serpiente viva de dos metros de largo en un tren, atemorizando a los pasajeros.

La víbora fue llevada el miércoles por la noche por un grupo de tres personas. El animal estaba escondido debajo de una prenda de ropa en un carrito para valijas, informa el portal La Voz.

Durante el trayecto, sin embargo, la serpiente habría conseguido salir del carrito, lo que atemorizó a los pasajeros que la vieron. El grupo que llevaba a la serpiente se bajó del tren sin el carrito, llevando al animal en las manos.