Agencias
ITALIA.- Durante 10 años, una mujer vivió un infierno, era abusada sexualmente por el hombre que un día le había dado trabajo para que cuidara a su esposa enferma.

De acuerdo con El Debate, la víctima, que en ese entonces tenía 19 años, había sido contratada  por su verdugo para cuidar a su esposa, pero los planes cambiaron cuando la mujer murió.

También te puede interesar: Jóvenes, golpean brutalmente a pareja de ancianitos sin hogar

El malévolo hombre se aprovecharía de la joven y la sometería a vivir un infierno. Durante 10 años, la fémina soportó los maltratos. Estaba encerrada en un sótano en donde apenas entraba la luz, y encadenada a su cama para ser torturada y violada diariamente, sin que esta pudiera defenderse. No tenía baño y estaba rodeada de desperdicios y alimentos caducados.

Producto de las constantes violaciones, la víctima tuvo dos hijos; un niño y una niña.

Pese a que torturaba y violaba a la víctima, el enfermizo hombre  forzaba a sus pequeños hijos a participar en la tortura que era sometida su madre.

Afortunadamente pero diez años después, la víctima fue rescatada luego de que la policía observara una conducta sospechosa entre el adulto y su pequeño hijo. Los agentes observaron al menor muy sucio por lo que le pidieron conversar con la madre del pequeño. Cuando la policía llegó a la vivienda, descubrieron una tétrica escena. La mujer de 29 años estaba encadenada y con indicios de haber sido violada, citó Carabinieri.

El sujeto fue detenido y acusado por los delitos de esclavitud, violencia sexual y maltrato familiar. El hecho ha conmocionado a toda Italia.