Agencias
ESTADOS UNIDOS.- Una mujer vivió uno de los ‘peores’ momentos de su vida, por varios días tuvo una sensación extraña en su oído; luego confirmaría que los movimientos y ruidos extraños eran porque se trataba de una cucaracha que se había vuelto ‘huésped’ de su conducto auditivo.

También te puede interesar: Reacción de un perro guía por no encontrar lugar para su amo

De acuerdo con información del portal Excélsior, Katie Holley descansaba en su casa en Florida cuando de pronto se despertó porque algo frío, que inicialmente pensó era un trozo de hielo, se deslizó por su oreja izquierda.

Todavía adormilada, la mujer corrió al baño y con un cotonete intentó sacar lo que sea que hubiera entrado.

De acuerdo con el medio Sun Sentinel en cuanto metió el hisopo de algodón sintió que algo se movía y se metía más profundamente en su oído.

“Era como un movimiento rítimico, 'eso' estaba luchando por enterrarse en mi canal auditivo”.

Cuando sacó el bastoncillo aterrada vio pequeños pedazos de color marrón oscuro que parecían patas.

Asustada la mujer tomó unas pinzas y logró sacar pedazos de patas del animal. Desafortunadamente el insecto había caminado rápido y las pinzas ya no serían útiles para poder sacarlo.

En un estado de shock la afectada llamó a su esposo para que la llevara a la sala de emergencias y la atendieran de inmediato.

Al llegar, una enfermera  inyectó al insecto con Lidocaína anestésica para intentar matarlo. Dos minutos más tarde el animal dejó de moverse y pudieron sacar pedazos de patas.

Aunque Holley pensó que la pesadilla había terminado, estaba muy lejos de eso.

“Desde ese día mi esposo y yo dormimos con tapones", afirmó.

“Transcurrieron nueve días pero todavía sentía que algo andaba mal. Todavía estaba insensible y sentía cierta incomodidad cada vez que bostezaba. Pensé sólo se me había acumulado cerúmen", dijo.

Ante la duda, la fémina decidió acudir de nueva cuenta al hospital pero ahora con un doctor especializado, quien en cuanto miró la oreja por el otoscopio supo cuál era el problema: ¡La cucaracha entera seguía adentro!:

En pocos minutos la mujer pudo observar sorprendida cómo el médico le sacaba una cabeza, un torso, extremidades y largas antenas.

Según Holley las cucarachas han sido visitantes incómodos desde que compraron su casa el año pasado, ya que dichos animales se mueven en climas cálidos y húmedos, y eso incluye Florida, en donde las cucarachas voladoras llamadas palmetto bugs son muy comunes.