Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Una mujer de la ciudad de Jinzhong (provincia de Sanxi, China) compró en una tienda de mascotas lo que creía era un cachorro de raza spitz japonés. Sin embargo, solo varios meses después se dio cuenta de que en realidad se trababa de un zorro, recogen medios locales.

La joven pagó cerca de 190 dólares por el ejemplar en julio del año pasado, y dada la similitud de la raza con algunas raposas no sospechó nada. Sin embargo, notó comportamientos inusuales en su peludo amigo: nunca ladró, tenía pelo grueso y una inusual y esponjosa cola.

También te puede interesar: Jugando, un perro le dispara a su dueño

Las dudas sobre la verdadera especie del animal crecieron luego de tres meses, cuando se negó a comer concentrado para perros y desarrolló un fuerte gusto por las frutas y el pollo.

“El pelaje se hizo más grueso cuando llegó a los tres meses de edad. Su cara se volvió puntiaguda y su cola se hizo más larga que la de un perro normal”, dijo. “Otros perros domésticos parecían estar asustados por mi mascota, así que lo paseaba con una correa”, agregó. Pero eso no fue todo.

Recientemente la propietaria acudió a un zoológico local. Sun Leitan, experto del recinto animal, no sólo le aclaró a Wang que su mascota era hembra… sino que también era un zorro.

“Según el tamaño, el olor y su aspecto físico en general, claramente se trata de un zorro”, detalló Leitan sobre el animal de 30 centímetros.

Ante la noticia, la chica decidió entregar al carnívoro a estos especialistas para que pudiera recibir una nutrición adecuada y un mejor ambiente de vida. Además, los expertos le explicaron que, con la edad, el animal puede desarrollar un olor corporal fuerte y desagradable, señala Daily Mail.

Con información de RT y BioChile.