Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Durante una gran tormenta el pasado 13 de junio, en la ciudad costera de Qingdao (China) cayeron del cielo una gran cantidad de criaturas marinas, desde pulpos hasta estrellas de mar o langostas. 

Este fenómeno no es tan infrecuente como podría parecer: lo cierto es que existen documentos de este curioso fenómeno climático desde hace siglos. De hecho, hay informes de miles de peces, ranas y otros animales cayendo “de la nada” desde el Imperio romano., indica Gizmodo.

También te puede interesar: Proponen uso de placas contra el abandono de perros

n el caso de la ciudad costera de Qing, llovieron pulpos, estrellas de mar, langostas… todos animales que estaban ofreciendo una pista “marina” del origen del fenómeno. Ocurrió cuando un tornado barrió la ciudad, los residentes se sorprendieron al ver a las criaturas caer del cielo. Para muchos, las impactantes fotos, que desde entonces se han vuelto virales en las redes sociales chinas son falsas, pero son muy reales.

En esta ocasión, el origen fueron las trombas marinas que, según la situación, tienen suficiente fuerza para enviar a decenas y hasta cientos de kilómetros diferentes objetos, en función de su peso.

Además, se sabe que los tornados regulares son capaces de arrastrar escombros livianos (como el papel) hasta 320 kilómetros, y objetos más pesados ​​como el metal hasta 80 kilómetros. Por tanto, aunque las trombas marinas no son tan fuertes, la idea de que pueden absorber animales y transportarlos a cierta distancia hasta una nueva ubicación, tiene sentido.

Es posible que los animales marinos que aparecieron en Qingdao fueran arrastrados por un intenso torbellino formado sobre un cuerpo de agua y conectado a una nube cumuliforme.