Agencia
CUDAD DE MÉXICO.- En la India están acostumbrados a recibir visitas nocturnas de animales exóticos que se acercan a las ciudades buscando comida. Ver jabalíes, leopardos o elefantes vagando por las calles no es una rareza. Lamentablemente en ocasiones estos encuentros terminan en tragedia.

Recientemente en el estado de Uttar Pradesh, en India, una niña de tres años murió luego de que su madre la amamantara con leche materna envenenada, publicó el portal Excélsior.

También te puede interesar: 'Carabelas' amenzan playas de Alicante: atacan a un niño

Pero espera, antes que pienses que la mujer es una desalmada que asesinó a su hija, déjanos decirte que la mujer no tenía la menor idea que había sido atacada por una serpiente en la noche mientras dormía. 

De acuerdo con medios locales, la fémina de 35 años al despertarse le dio pecho a su pequeña como comúnmente lo hacía por las mañanas. Al poco rato tanto la niña como la madre empezaron a sentirse mal, por lo que inmediatamente  fueron llevadas al hospital.

A pesar de los esfuerzos del personal médico por salvarles la vida, tristemente el veneno de la serpiente fue tan potente que ambas murieron al llegar a la clínica.

Posteriormente los familiares de las fallecidas encontraron al animal en otra habitación pero no pudieron capturarlo.

Según información de NDTV la India es hogar de unas 300 especies de serpientes y 60 son altamente venenosas, incluidas la cobra, krait, víbora de Russell y víbora en escala de sierra.

Según un estudio realizado en 2011 por la Sociedad Estadounidense de Medicina e Higiene Tropical, la India representa 46 mil de las 100 mil muertes que se producen por mordedura de serpiente cada año en todo el mundo. 

Se desconoce qué tipo de serpiente fue la que mordió a la madre.