Agencia
COLOMBIA.- Amarrados a la cama y desnutridos, así fueron encontrados tres abuelitos en un albergue que trabajaba sin permiso en la ciudad Pereira.

En el lugar también fueron encontrados una niña con aparentes signos de maltrato y un perrito en graves condiciones, citó Noticias Caracol.

También te puede interesar: Artista japonés recorre el mundo compartiendo su cultura

De acuerdo con las autoridades el hogar funcionaba de manera clandestina, y en total había nueve adultos mayores.  Tres de los nueve abuelitos fueron los más graves.

La policía indica que los familiares de los adultos mayores pagaban alrededor de 200.000 pesos por la estancia de sus parientes.

“Se encontró el lugar con cero condiciones de asepsia. Adentro había gallinas, pollos, mucho desorden y total falta de aseo para la preparación de los alimentos”, relató Sandra Lorena Cárdenas, personera de Pereira.

Luego del descubrimiento los adultos quedaron bajo la protección de la administración municipal, ya que la policía indicó que los familiares no se han presentado para recoger a los adultos, citó Noticias Caracol.

“Oscilan entre los 70 y 90 años. Esto no es admisible, es una condición de tortura”, relató Cárdenas.

El hombre encargado del hogar geriátrico ilegal fue puesto a disposición de las autoridades. Se conoció que el lugar había solicitado permiso para funcionar como centro de bienestar para adultos mayores, pero le fue negado.