Staff/Agencia Reforma

MÉXICO, DF.- Aunque explotacarbón, el narcotráfico ha encontrado una "mina de oro" enCoahuila donde el negocio de la minería ilegal le permite tener ganancias de por lo menos 6 millones de pesos por semana.

Fuentes oficiales informaron a Grupo Reforma que la explotación del mineral permite al crimen organizado tener una jugosa fuente de ingresos y una manera efectiva de lavar dinero mediante empresas legalmente constituidas que vieron la oportunidad de obtener el carbón a menor costo y venderlo a CFE través de la Promotora para el Desarrollo Minero (Prodemi).

Agregaron que la SEIDO investiga a tres empresas: Impulsora JBN, Perforaciones Técnicas Industriales y Minera La Misión, por su presunta participación en estos negocios ilícitos.

"Esta gente, 'Los Zetas', producían alrededor de 10 mil toneladas a la semana y vendían el carbón a 600 pesos (por tonelada)", explicaron, "lo vendían barato para que los que tuvieran pedido con Prodemi les fuera atractivo comprarles y tener buenas ganancias, y esta gente (los criminales) poder lavar el dinero".

Las fuentes consultadas identifican como principal operador a José Reynol Bermea Castilla, jefe de "Los Zetas" en Sabinas, pero sólo en la "división" de la minería y renta de maquinaria, y quien se presume fue detenido hace unas semanas por la Marina.

"El era el encargado del Z-40 en la Región (Carbonífera) para encargarse del negocio de la producción de carbón en Agujita y Cloete. Los pocitos que cerraron, y los tajos a un lado de la carretera Sabinas-Nueva Rosita, son de ellos, en terrenos del Gobierno del Estado", indicaron las fuentes.

rd/