Agencia
Tijuana.- El Ejército Mexicano localizó a pocos kilómetros del muro fronterizo con Estados Unidos un narcolaboratorio para la producción de crystal, según la información recabada por los militares que realizaron la"Operación Pinalito".

De acuerdo con vanguardia.com, en este laboratorio se producían más de 200 kilogramos diariamente de dicha droga y estuvo operando aproximadamente un año.

También te puede interesar: Perro detiene a abuelita que quería pasar droga a EU

En el lugar se encontraron cuatro toneladas de crystal y los precursores necesarios para producir al menos otras siete toneladas y media.

"En este lugar fue localizado un laboratorio clandestino para producir drogas sintéticas, estaba produciendo alrededor de 200 kilos de crystal diariamente. Sabemos que este es el laboratorio más grande que se ha localizado en Baja California", indicó el coronel de Infantería Diplomado de Estado Mayor, José Manuel Nolasco Fonseca.

Las cuatro toneladas ya se encontraban en la última etapa de secado para empaquetarse y ser vendidas.

"Esto ya está listo, solo falta que se seque, tiene una consistencia como de pasta", explicó un experto en manejo de sustancias del Ejército Mexicano.

Información militar indica que las organizaciones delictivas buscan instalar este tipo de infraestructura cerca a la zona fronteriza para reducir el riesgo de ser detectados cuando trasladan la droga a Estados unidos.

"Por cuestiones de lógica financiera y de riesgo para ellos, se instalan cerca de la región fronteriza para evitar ser detectados por las autoridades en el transcurso de la geografía nacional”, apuntó el coronel de Infantería Diplomado de Estado Mayor, José Manuel Nolasco Fonseca.

"Y aproximadamente a 500 metros de distancia del laboratorio y el campamento principal se localizaron dos plantíos de mariguana. Uno de 12 mil metros cuadrados y otros de 7 mil, algunas de las plantas llegan a alcanzar altura de hasta 1.80", comentó José Manuel Nolasco Fonseca, coronel de Infantería Diplomado de Estado Mayor.

Se desconoce hasta el momento qué cártel era el que operaba este narcolaboratorio, pero información de estadísticas indica que en el área trabajan el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

En el narcolaboratorio trabajaban aproximadamente 10 personas, quienes se dieron a la fuga a la llegada de los militares.