Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Al parecer la Ciudad de México le trajo ‘suerte’ al Heat de Miami contra los ‘Nets’ de Brooklyn, en el segundo encuentro de la temporada de la NBA en territorio mexicano. 

También te puede interesar: NBA abre otra fecha para los aficionados mexicanos

De acuerdo con Excélsior Adrenalina, el ánimo por parte de la afición se dejó ver diferente al del primer partido, pues la tribuna comenzó apoyando al Thunder que llegó acompañado de ‘El Jugador Más Valioso’, Russell Westbrook, pero que al final se volcaron por los locales, ahora sin ninguna superestrella a la cual reconocer, los espectadores no se inclinaron por apoyar a ninguno de los equipos y se dedicó a alentar jugadas individuales. 

Por momentos parecía que los Nets inclinaban la balanza de la afición a su favor, pero sólo se necesitó un tapón o una clavada del Heat para que se olvidaran de quienes eran el equipo local.

Al final del juego, sin un claro equipo favorito al que apoyar, los asistentes se organizaron para una ola que dio varias vueltas a la Arena. 

Aunque ahora la Arena no lució abarrotada como ocurrió el jueves en el que batieron récord de asistencia para liga, ayer se dieron cita 19 mil 777 aficionados con lo que la NBA volvió a superar los 40 mil asistentes en dos encuentros de temporada regular en México casi 10 mil personas más que el promedio de los Nets de Brooklyn en el Barclays Center. 

El coach de Brooklyn tomó una mala decisión al saltarse el entrenamiento. (Foto: AP).

Después de derrotar el jueves al Thunder de Oklahoma City, el coach de Brooklyn, Kenny Atkinson decidió darles descanso y saltarse el entrenamiento del viernes. Jugadores y cuerpo técnico aprovecharon para pasear y relajarse en Chapultepec o hasta visitando las pirámides de Teotihuacán, pero los estragos de estar en una ciudad desconocida afectaron a parte del equipo que se presentó con malestar estomacal. 

El experimento de saltarse el entrenamiento y salir a conocer no rindió frutos y el cansancio tras su segundo juego a gran altitud se hizo evidente. 

Miami (12-13) en cambio el viernes sostuvo su primer entrenamiento en la mañana después de que se dedicaron a conocer la ciudad el día anterior. Ambos equipos iniciaron flojos pero, aunque el Heat logró recuperarse, los de Brooklyn comenzaron a lucir agotados con el paso de los minutos. 

Goran Dragic se despidió con 20 puntos y siete rebotes, mientras que Tyler Johnson aportó otras 20 unidades desde la banca para el Heat.

Por los Nets, el delantero Rondae Hollis-Jefferson fue el máximo anotador con 18 tantos y ocho rebotes en 34 minutos en la duela.