Agencia
Francia.- Neymar fue el gran protagonista del postpartido del Brasil contra Japón, amistoso ganado 3-1 por 'La Seleçao'. El ex azulgrana terminó llorando en la rueda de prensa, tras escuchar los elogios de su seleccionador, Tite.

El delantero se refirió a los supuestos problemas que ha tenido en el PSG, publicados en la prensa gala en los últimos días. "Están inventando muchas historias que no son verdaderas. No tengo ningún problema con mi entrenador (Unai Emery) y tampoco con Cavani. Mis tiempos en París son perfectos en números, estoy muy bien, muy feliz, motivado para ganar con el PSG, ser el jugador que dé todo en el campo para mis compañeros", declaró en Lille, Francia.

También te puede interesar: Neymar visita a sus ex compañeros del Barcelona

De acuerdo con Marca.com, el brasileño añadió que llegó al equipo de la capital de Francia con el aval de Emery: "Cuando llegué, tuvimos una reunión. Él me dijo que me iba a ayudar dentro de campo", y le pidió a la prensa que "pare de inventar historias" acerca de sus supuestos problemas con el entrenador.

"Estoy muy bien, motivado para ganar en París, para vencer en campo con mis compañeros", añadió. Además, el jugador destacó en varias oportunidades que quiere ser "feliz".

El delantero de 25 años, también expresó que sabe cuál es su importancia: "Sé la importancia de mi papel dentro de campo y hago todo lo que el entrenador me pide; pero esos inventos me hieren un poco.. Principalmente porque las personas no conocen el día a día y dicen tonterías. No me gustan los chismes, invenciones y esas historias", completó el jugador.

"Si me permiten quiero hacer un comentario sobre Neymar. Llevamos ya un año y medio trabajando juntos. Nos hemos enfrentado fuerte con nuestros equipos y siempre hemos sido leales. Me cansé de escuchar que Tite tenía problemas con Neymar. Y puedo hablar de su enorme carácter, de su grandeza en el vestuario. No somos perfectos, somos seres humanos. A veces sufrimos faltas y reaccionamos de la forma equivocada. Tengamos cuidado de no generalizar. Podemos hablar del carácter, de la índole y del gran corazón que Neymar tiene", aseguró Tite ante la estrella brasileña, que emocionada escuchaba atentamente sus palabras, y soltó las lágrimas.

De acuerdo a la prensa de Francia, Neymar discutió con Emery en un entrenamiento, ya que el jugador consideró que no necesitaba descansar después de un partido por la Champions League frente al Anderlecht, como así lo había decidido el entrenador del equipo.