Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Considerado el mejor mariscal de campo de la temporada, Carson Wentz, mariscal de los  Eagles de Filadelfia abandonará el campo de juego al presentar una lesión en el ligamento cruzado anterior en la rodilla izquierda, durante el encuentro contra los Rams de Los Ángeles, donde al ganar 43-35 se coronaron en la División Este de la Conferencia Nacional.

De acuerdo a Multimedios, Wentz lanzó para 291 yardas y cuatro anotaciones, antes de marcharse por la lesión. Dos fuentes cercanas a la situación dijeron a The Associated Press que los médicos del equipo consideran que el quarterback se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

Las dos personas solicitaron permanecer anónimas, por no tener permiso de divulgar la información.

También te puede interesar: Trump pide suspender a jugador de Raiders por protestar

De confirmarse esa lesión, Wentz se perderá el resto de la temporada y todos los playoffs. Se requerirá una resonancia magnética para conocer la gravedad del problema.

Dave Spadaro, confirmó la información y dio a conocer la noticia, que fue retuiteada por la cuenta oficial de los Eagles de Filadelfia, informó Vanguardia. 

"El Head Coach, Doug Pederson dijo que la lesión en la rodilla izquierda de Carson Wentrz que sufrió el domingo en Los Ángeles terminó con su temporada".

De acuerdo al Head Coach de Filadelfia, la lesión ocurrió en una jugada del tercer cuarto cuando Wentz entró a la zona de anotación y su rodilla fue impactada por un defensivo de los L.A. Rams con el casco. Para colmo, esa jugada de TD fue anulada por castigo.

Nick Foles será el encargado de llevar las riendas del equipo lo que resta de la campaña y deberá mantener el vuelo que tenía a Filadelfia como el mejor equipo de la Conferencia Nacional. 

Con récord de 11-2 y único equipo con boleto a Playoffs asegurado en la Conferencia Nacional, los Eagles lucían como serios contendientes para estar en el Super Bowl LII el próximo 4 de febrero, sin embargo, la ausencia de su quarterback los deja en una situación muy comprometida.

En los tres partidos que le quedan a Philadelphia en la temporada regular se toparán con los New York Giants, Oakland Raiders y Dallas Cowboys.