Agencia
Ciudad de México.- Los hombres con niveles elevados de estrógeno, –hormonas sexuales femeninas–, parecen ser más susceptibles a las migrañas que aquellos con menores cantidades, reveló un estudio del Centro Médico de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos.

La migraña es un dolor de cabeza de intensidades altas que incapacita a quien la padece. Se cree que es causada por una anormalidad en un químico importante usado por las células del cerebro, llamado serotonina. Durante un ataque de migraña, los cambios en la serotonina afectan los vasos sanguíneos del cerebro, informa el portal Muy Interesante.

También te puede interesar:  ¡Cuidado! Podrías tener el VPH sin saberlo

En México, casi 20 millones de pacientes sufren de este padecimiento. “El primer episodio generalmente se presenta en la niñez, pero persiste a lo largo de la vida; los picos más grandes ocurren entre los 25 y 45 años de edad, y se extienden hasta los 65”, declaró Felipe Arturo Vega, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Los niveles de estrógeno en la sangre influyen sobre la frecuencia y la severidad de migraña en las mujeres; no obstante, “poco se sabe sobre si las hormonas sexuales también afectan a la migraña en los hombres”, afirmó el autor del estudio , el Dr. W.P.J. van Oosterhout.

El estudio científico

Por esta razón, Oosterhout diseñó la investigación en la que participaron 17 hombres, con una edad promedio de 47 años, quienes experimentaron migraña al menos tres veces al mes durante los últimos dos años, que fueron comparados con otros 22 hombres sin migraña.

“Nuestra investigación encontró niveles elevados de estrógeno en hombres con migraña, así como síntomas de niveles más bajos de testosterona”, señaló el experto.

Para el ensayo, los investigadores midieron los niveles de estradiol (un estrógeno) y de testosterona en la sangre. Tomaron cuatro muestras de sangre de cada participante en un solo día, cada tres horas. Para aquellos con migraña, las primeras se tomaron en un día sin que les doliera la cabeza, luego cada día hasta que el participante tuvo migraña.

El estudio publicado en la revista Neurology, encontró que los hombres con este padecimiento tenían niveles más elevados de estradiol entre sus períodos de migraña, lo cual significa que una relación más baja de testosterona a estrógeno, de aquellos que no reportan dolores de cabeza.

Todos los participantes fueron encuestados respecto a la sintomatología que experimentan antes deficiencias en los niveles de testosterona; particularmente esto afecta su estado de ánimo, energía y desempeño sexual. Un 61% de los hombres con migraña manifestaron presentar estos síntomas con frecuencia, frente a un 27% de hombres que no padecen dolor.

Aunque esto fue solo una pequeña muestra, van Oosterhout comentó que más equipos deberán analizar cómo estos patrones hormonales pueden afectar el inicio de la migraña.