Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Aunque la discusión sobre si figuran como la mejor banda de chicos en la historia es complicada de detener, cualquiera que haya crecido en los 90 y 2000 puede constatar su éxito en el mundo del pop. Así es, uno de los grupos representantes de esa década recién obtuvo su estrella en el Paseo de la Fama hollywoodense.

Los cinco integrantes de la agrupación se dieron cita al lado de personas importantes en su carrera, como Ellen DeGeneres y, por supuesto, la esposa del vocalista principal, Justin Timberlake.

También te puede interesar:  Lanzan nuevo tráiler de Ant-Man and the Wasp (video)

Durante la ceremonia, cada uno de ellos dio un discurso emotivo para la ocasión. “Mi hermandad con ustedes, chicos, es la que más agradezco. Era un niño cuando nos juntamos y hoy soy un hombre por la familia que encontré en ustedes. Los amo”, dijo Lance.

Por su parte, con respecto a la época donde mantuvo en secreto su homosexualidad, Michael dijo: “En ese entonces pensé no podría decirle a nadie, porque además de estar aterrorizado por el rechazo, no quería poner en juego la carrera de estas personas que trabajaron incansablemente por llevar N’Sync al mundo”.

Timberlake aseguró no poder “poner en palabras lo mucho que los cuatro significan para mí. En tiempos difíciles, momentos increíbles, los quiero mucho”. Continuó: “Nuestras madres y padres son los verdaderos MVP. Son la razón por la cual logramos estar en el mundo. A mi hermosa esposa que está aquí hoy, quien es ahora madre de nuestro hermoso hijo, te amo tanto”.

Para concluir, J.C. gritó: “It’s gonna be May!”, en referencia al famoso sencillo “It’s Gonna Be Me”.

Con información del portal Quién.