Agencia
DAMASCO, Siria.- El territorio sirio -que fue blanco de un bombardeo de misiles por parte de Estados Unidos y sus aliados a mediados de abril- se vio afectado ayer de nueva cuenta por una serie de fuertes ataques con proyectiles, que habrían dejado víctimas y daños materiales.

De acuerdo con información de Notimex, la agencia oficial de noticias Sana -citando una fuente oficial- mencionó que "la nueva agresión", cuyo origen se desconoce, ocurrió alrededor de las 22:30 horas locales de ayer y tuvo como objetivo zonas militares en las provincias de Hama y Alepo.

También te puede interesar: Siria derriba proyectiles durante segundo ataque

Sky News Arabia indicó, según fuentes rebeldes, que el ataque podría haber dejado más de 40 muertos y unos 60 heridos, de acuerdo con un reporte de la cadena rusa de noticias RT.

RIA Novosti detalló que el ataque -al parecer aéreo- provocó un gran incendio en un depósito de armas del Ejército en las inmediaciones de Hama.

"El objetivo del ataque fue el almacén de armas de la 47 brigada del Ejército sirio cerca de Hama".

"El objetivo del ataque fue el almacén de armas de la 47 brigada del Ejército sirio cerca de Hama. Como resultado, se produjeron potentes explosiones y un gran incendio", agregó una fuente consultada por RIA Novosti.

El pasado 14 de abril, Estados Unidos, Reino Unido y Francia bombardearon con misiles varios puntos militares de Siria como respuesta al supuesto ataque químico que habría tenido lugar el pasado 7 de abril en la ciudad de Douma (Gouta Oriental) y al que la coalición acusó al gobierno del presidente Bashar al-Assad.

"Una nueva agresión apunta con misiles enemigos varias posiciones militares en las provincias de Hama y Alepo", respectivamente en el centro y el norte del país, informó Sana citando una fuente militar. 

Israel y Siria están oficialmente en estado de guerra y sus relaciones han sido especialmente tensas en los últimos años, ya que tres enemigos de Israel actúan en el conflicto sirio: el propio régimen de Damasco, Irán y el Hezbolá libanés proiraní. 

"No permitiremos ninguna implantación iraní en Siria", avisó en abril el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman.