Agencia
NUEVO LAREDO, Tamaulipas .-Aterrorizados y nerviosos, tirados pecho a tierra, cientos de personas quedaron atrapadas en medio de una megabalacera entre presuntos criminales y soldados del Ejército Mexicano en la zona de Paseo Reforma.

El intenso tiroteo se prolongó por más de una hora y media, ya que primero empezó por las colonias Issste, Infonavit, Benito Juárez y boulevard Colosio alrededor de las 19:00 horas, informó el portal de noticias Reforma.

Pero luego en plena zona comercial de esta frontera, la Plaza de la Mujer de Paseo Reforma, por más de 40 minutos sostuvieron enfrentamientos militares contra hombres armados.

El tiroteo sembró el terror en comensales, clientes de negocios, transeúntes y automovilistas que circulaban por las avenidas Reforma, Tecnológico, Vista Jardín, donde se concentraron los intercambios de disparos.

Los conductores se quedaron quietos, aterrorizados, sin animarse a circular en plena avenida por temor a las balas y a los convoys de militares que circulaban a toda velocidad.

También te puede interesar: Balaceras en bares de Monterrey dejan varios muertos y heridos

Prácticamente la circulación se detuvo en la zona, hasta choferes de camiones de transporte foráneo se quedaron paralizados del pánico.

En los restaurantes de la plaza comercial los clientes se tiraron al piso para evadir balas perdidas.

La gente corrió a parapetarse entre los carros estacionados, los vendedores ambulantes se tiraron al pavimento al igual que peatones y empleados que esperaban el camión.

En las redes sociales y grupos de whatsapp difundían usuarios videos e imágenes de gente tirada en el piso en los restaurantes y tiendas de autoservicio, estruendos de rifles de alto poder, ráfagas de metralleta por más de media hora sembraron el terror entre la población.

Desde la tarde ya habían sido reportados enfrentamientos entre soldados contra grupos armados y células del crimen organizado entre sí.

Desde la parte trasera de la tienda Wal Mart, hasta la Avenida Reforma, por la agencia de autos Dodge el intercambio de disparos fue incesante durante 40 minutos; se escuchaba desde kilómetros de distancia el estruendo de las armas de grueso calibre.

Alrededor de las 21:00 horas los soldados retomaron el control de la situación y se normalizó el tráfico.

Las autoridades estaban por confirmar el saldo de la balacera, pero al menos reportaban cinco lesionados como saldo preliminar.