Agencia
NAYARIT.- Habitantes del poblado Unión de Corrientes, municipio de Tuxpan, al norte de Nayarit, denunciaron que particulares han devastado aproximadamente 500 hectáreas de la Reserva de la Biosfera Marismas Nacionales para construir granjas de camarón, que son cuidadas por gente armada y perros entrenados.

También te puede interesar: ¡No todo es malo! Crece turismo internacional en México

El asunto ya llegó al Congreso local, que aprobó por unanimidad un exhorto para que el Poder Ejecutivo federal intervenga y frene el saqueo de esteros y manglares de esa zona.

Los denunciantes dijeron que la zona protegida abarca tres mil 500 hectáreas, de las cuales el comisario ejidal dividió en parcelas y repartió a particulares alrededor de mil 500, áreas que, se supone, no pueden ser enajenadas, y ahora sus propietarios han instalado criaderos camaroneros en 500 hectáreas.

Los ejidatarios señalaron que el Registro Agrario Nacional (RAN) se prestó a regularizar esos predios, ya que les extendió un certificado que les avala como propietarios. Luego de que los particulares compraron una o dos hectáreas y obtuvieron el documento que los ampara como dueños, vendieron a terceros, la mayoría desconocidos por los ejidatarios, en 50 mil pesos cada hectárea.

Con información de: La Jornada