Agencia
MÉXICO.- Científicos de Google y de Verily (su filial de tecnología para la salud) desarrollaron un software de  inteligencia artificial capaz de evaluar el riesgo que tiene una persona de padecer una enfermedad cardíaca, con sólo el escaneo de la parte posterior de su ojo.

El estudio, que fue publicado en la revista Nature, muestra que esta nueva herramienta es capaz de analizar diferentes datos del paciente, como su edad, presión arterial, o si el paciente fuma, sin la necesidad de un tardado análisis de sangre. 

También te puede interesar: Razones por las que no debes automedicarte antibióticos

La idea de analizar los ojos para determinar la salud del corazón proviene de una investigación previamente establecida...

Para entrenar a su algoritmo, los científicos utilizaron el aprendizaje automático para analizar una base de datos de aproximadamente 300 mil pacientes. Esta información incluía datos de los escaneos del ojo e información médica general.

El software utilizó esta información para identificar patrones, aprender asociar señales encontradas en los escaneos oculares para poder predecir el riesgo cardiovascular.

A pesar de que suene extraño, la idea de analizar los ojos para determinar la salud del corazón proviene de una investigación previamente establecida. La pared interior trasera del ojo, conocida como el fondo, está llena de vasos sanguíneos que reflejan la salud general del cuerpo. 

Tus ojos son la ventana a tu vida

El proyecto usó datos de más de 284 mil pacientes para aprender de sus casos; basándose en estos, es capaz de distinguir con precisión entre diferentes síntomas e indicadores. También es capaz de detectar algunas causas de estos problemas, como el tabaco; es capaz de distinguir entre una persona que fuma y otra que no, el 71% de las ocasiones.

El sistema es capaz incluso de detectar otros factores de riesgo, como la edad, el sexo, o la presión sanguínea, todo a partir de estas imágenes. Usando estos datos, puede predecir si la persona tendrá un infarto en el futuro cercano.

Cuando a la IA se le presentan dos imágenes, una de un paciente que sufrió un evento cardiovascular y otra que no, fue capaz de distinguir entre ambas el 70% de las ocasiones; un análisis de sangre en cambio predice este riesgo un 72% de las ocasiones.

¿Será que ahora Google se propone usar la inteligencia artificial para realizar diagnósticos médicos sin la necesidad de tener un doctor presente? 

Con información del portal de noticias Milenio