Agencia
Coahuila.- La Fiscalía General de Justicia del Estado de Coahuila, inició con una carpeta de investigación por el probable homicidio del niño Óscar Emilio "N", de 5 años de edad, quien según los resultados de la necropsia, murió de asfixia por sumersión, es decir, ahogado, y cuyos padres son los principales sospechosos del crimen.

Yesica G., de 24 años y Alberto N., de 29 años, padres del menor, fueron detenidos como presuntos responsables de haber privado de la vida a su hijo, según las autoridades, de acuerdo con el portal El Debate.

El menor murió la noche del pasado lunes 14 de mayo; fue alrededor de las 22:30 horas cuando el fue llevado a la Clínica Uno del IMMS, donde lo declararon muerto.

También te puede interesar: Mató cruelmente a su amiga, y podría salir de la cárcel

Personal de Homicidios, en coordinación con autoridades de la PRONNIF, acudieron a la casa donde sucedieron los hechos, en la colonia Nuevo Teresita, en Saltillo, para investigar a fondo lo sucedido.

Al interrogar a los padres, Yesica señaló que el menor estaba jugando en el patio de su casa, cuando escuchó un golpe. Luego de ir a ver que pasaba dijo que supuestamente se había caído y estaba saliendo espuma de su boca. Presuntamente, los padres le dieron medicamento y dejaron que se durmiera.

Horas más tardes, al llegar la noche, trataron de despertarlo pero no respondía, por lo que llegó al nosocomio sin signos vitales.

El día de hoy, las autoridades confirmaron que los padres son los principales sospechosos de haber sumergido al niño en una cubeta con agua, por lo que fueron asegurados mientras se consigna la carpeta de investigación y se espera que el juez gire una orden de aprehensión por el delito de filicidio.

La Fiscalía ha unido esfuerzos entre sus dependencias para esclarecer la extraña muerte del menor.