Agencia
RIAD, Arabia Saudita.- Espiar el teléfono del cónyuge estará a partir de ahora castigado con una pena de hasta un año de cárcel, además de una fuerte multa en Arabia Saudita, anunció el ministerio de Información del país.

"Las personas casadas que planeen espiar a su esposa o esposo en Arabia Saudita deberán pensarlo dos veces, porque esta actividad podría costarles una multa de 500.000 riyales (133 mil dólares) además de una pena de prisión de un año", precisó el ministerio en un comunicado publicado en inglés.

De acuerdo con información de Reuters, esta medida se inscribe en una nueva ley contra el cibercrimen, que entró en vigor la semana pasada y que debe, según las autoridades, "proteger la moralidad de los individuos y de la sociedad pero también la vida privada".

También te puede interesar: ¡Asombroso! Empresarias de Arabia Saudita ‘cuelgan el velo’

Reino ultraconservador basado en una versión rigorista del islam, Arabia Saudita es uno de los líderes mundiales en materia de utilización por habitante de aplicaciones para teléfonos celulares y de redes sociales.

El país lanzó en los últimos meses varias reformas. Este, que era el último país del mundo que prohibía a las mujeres conducir, les permitirá finalmente tomar el volante a partir de junio.

En el pasado, la legislación saudita sobre cibercrimen había sido muy criticada por las organizaciones internacional de defensa de los derechos humanos.

Decenas de saudíes fueron condenados en virtud de la antigua ley por haber difundido comentarios críticos en las redes sociales.

Según el diario saudí Okaz, la mayoría de los casos de divorcio en Arabia Saudí se producen por el "espionaje" de las esposas a sus maridos a través de sus teléfonos para descubrir si son infieles.

Desde el año pasado, Arabia Saudí ha empezado a dar las mujeres saudíes derechos como el permiso de conducir, participar en festivales y acudir a partidos de fútbol, Aún así las féminas siguen sujetas a un sistema de tutoría del hombre.