Agencia
LIMA.- El papa Francisco llegó este jueves a Lima, Perú, procedente de Chile, para iniciar su visita pastoral hasta el domingo; su arribo a la capital se dio dentro de otro escenario difícil de su peregrinaje y en medio de un impresionante operativo de seguridad.

De acuerdo con el portal Prensa Libre, el avión que condujo al sumo pontífice aterrizó poco después de las 16:30 hora local, en la pista del Grupo número ocho del Callao, de la Fuerza Aérea peruana.

En la ceremonia oficial de bienvenida, encabezada por el presidente, Pedro Pablo Kucsynski, estuvieron presentes miembros del gabinete, el Nuncio Apostólico, Nicola Girasoli, así como altos jefes militares y personalidades de la jerarquía católica local.

También te puede interesar: Así fue la primera boda aérea oficiada por un papa en Chile

Esta es la primera visita de un jefe del Vaticano desde la que realizó Juan Pablo Segundo en mayo de 1988.

Antes del mediodía de este jueves, miles de personas comenzaron a concentrarse a lo largo de las principales avenidas capitalinas para asegurar posiciones desde donde poder ver al papa Francisco, quien se traslada en el papamóvil hasta la Nunciatura Apostólica, el lugar donde se hospedará por estos días.

Desde hace varios días, el Ministerio del Interior y las Fuerzas Armadas incrementaron las medidas de protección a los lugares por donde pasará el ilustre visitante.

En las primeras horas de mañana viernes, el Santo Padre viajará a Puerto Maldonado, a unos mil 525 kilómetros al este de Lima, donde oficiará una misa y sostendrá un encuentro con representantes de los pueblos de la amazonia.

Por la tarde regresará a la capital y realizará una visita de cortesía al Presidente Kucsynski en el Salón de los Embajadores del Palacio de Gobierno. En una actividad por separado en el mismo edificio recibirá el saludo de las autoridades estatales, el cuerpo diplomático y organizaciones sociales.

El sábado 20 por la mañana el sumo pontífice se trasladará por vía aérea a Trujillo, para constatar los efectos del reciente Fenómeno de El Niño Costero, y mostrar solidaridad con los miles de damnificados, la mayoría de los cuales aún esperan la ayuda gubernamental.

La actividad más grande durante la visita será en horas de la tarde del domingo 21: el multitudinario acto litúrgico que tendrá lugar en la base aérea de Las Palmas, en el sur de Lima, en la cual se espera participe más de un millón de feligreses.

Ese mismo día el papa regresará a Roma alrededor de las 19:00 horas, tras sostener un encuentro con los obispos en la Catedral limeña y de almorzar con los integrantes de su séquito en la Nunciatura Apostólica, donde se alojará durante su estancia aquí.

Diferente bienvenida

El papa Francisco donde cerró su visita de tres días en Chile con una misa en la región norteña de Iquique, en la que reunió a tan solo 50 mil fieles, de acuerdo al portal El Comercio, luego que el pontífice desató la ira de algunas víctimas de los abusos sexuales a menores por parte del sacerdote chileno Fernando Karadima al defender a un discípulo de éste y obispo de Osorno, Juan Barros, que ha sido cuestionado por haber encubierto supuestamente esos hechos.

En tanto, en una visita oficial y apostólica de tres días en Perú, el pontífice celebrará en Lima una misa de cierre ante más de 1 millón de personas.

De hecho, solo basta comparar las calles de la capital chilena al momento de su salida del aeropuerto de Santiago con el masivo recibimiento que le dio la gente a su arribo a Lima, para palpar la enorme diferencia del calor popular entre uno y otro sitio.